Compartir

Frente al terrorismo de la burguesía, la opción del PCPC-PCPE y los CJC sigue siendo clara, tal y como expresó la Editorial del Unidad y Lucha de septiembre: no hay tregua en la lucha por el poder obrero y la revolución. Con este espíritu, el Partido y la Juventud en Tenerife, como en Gran Canaria, se lanzaron a las calles a hacer la más amplia difusión de la manifestación unitaria programada para el 5 de octubre pasado bajo el lema “Contra la pobreza: Paz, trabajo y derechos”, convocada por la Mesa Sindical y diversas organizaciones políticas, entre ellas el PCPC-PCPE y los CJC. En cada ocasión, el Partido y la Juventud hacen el máximo esfuerzo para contribuir en cada lucha concreta. Por ello, la militancia comunista visitó centros de trabajo, así como centros de estudios, llamando a la participación masiva en esta movilización. Pancartadas, reparto de octavillas, pegadas de cartelería, debates, micromínites, etc., cualquier instrumento es válido si contribuye a elevar la conciencia de clase y a movilizar a las mayorías trabajadoras. En esta línea, el Partido planteó mediante su propaganda un programa de ruptura que contempla medidas como la nacionalización de la toda la banca y de todos los sectores estratégicos de la economía; derogación de las reformas laborales y aprobación de una legislación en la que el empleo sea un bien social a proteger; derechos iguales para la mujer trabajadora; garantía de alimentos, medicamentos, agua y luz para todas las familias, entre otras propuestas asentadas en la necesidad del tránsito hacia la sociedad socialista.

La crisis del sistema capitalista se agudiza y sus consecuencias se extienden por todos los barrios obreros de nuestras islas. Cada vez más trabajadores y trabajadoras son arrojados a las filas del desempleo y la marginalidad. Las familias obreras sobreviven en medio de un ambiente de asfixiante carencia de lo más básico y las políticas antipopulares de los gobiernos saqueadores-capitalistas de Rajoy y Rivero, así como todos los antisocialistas del P”so”E y los engendros reformistas de todo tipo, siguen contribuyendo a dilatar la existencia de la dictadura actual capitalista, como fieles sirvientes de unos amos cuyos beneficios son el sufrimiento de la clase obrera de todo el Estado. Por ello, el PCPC-PCPE y los CJC colocaron la necesidad de la convocatoria de Huelga General en el centro de las consignas que resonaron en las calles de la capital tinerfeña, así como nuestro lema de radical actualidad: ¡Abajo el capitalismo! ¡Todo para la clase obrera!

Frente a la guerra general de la burguesía contra la clase obrera, la respuesta de ésta debe ser la de hacer confluir todas las luchas en un Frente Obrero y Popular que postule la superación del capitalismo por la vía del empoderamiento obrero y la revolución socialista, empoderamiento que pasa por la creación de Comités para la Unidad Obrera (CUO) y Comités para la Unidad Popular (CUP), como órganos para la iniciativa política y la organización de la lucha de los explotados y las explotadas.

La convocaría fue asumida también como el aporte hecho desde Canarias a la jornada de lucha convocada para el día 3 de este mes por la Federación Sindical Mundial (FSM). Este 5 de octubre, como cada día del año, la militancia comunista planteó en las calles con toda claridad que no puede haber tregua entre quienes todo lo producimos y quienes, sin mover una paja, todo se lo apropian. No habrá jamás tregua del pueblo trabajador hacia los capitalistas.

¡A POR LA HUELGA GENERAL!

¡TODO EL PODER PARA LA CLASE OBRERA!

G.J.