Compartir

O un acto muy especial, dudaba como titular este artículo y finalmente creo que lo mejor es ponerle los dos.

La realización el pasado 17 de Junio del acto de entrega de carnets de la Célula José Díaz de la Vega Baja, fue un acto de una especial significación política que la Secretaría de Organización quiere compartir con todos los lectores y lectoras de UyL. Por muy diversos aspectos no fue un acto cualquiera.

Situemos primero esta comarca castellano parlante del Sur del País Valencià: Con casi 400.000 habitantes y un porcentaje de más del 30% de población turista residente (extranjera y mesetaria) que incluye municipios como Rojales y San Fulgencio donde la inmensa mayoría de sus habitantes son “guiris”; su economía se fundamenta en turismo/hostelería, construcción y agricultura. Su industria es residual salvo una fábrica de baterías, las salineras de Torrevieja y restos de industria textil en Callosa y Albatera y su movimiento obrero y sindical está absolutamente desarticulado y desmantelado. Paro y precariedad plagada de falsos autónomos que hacen de esta comarca en la que aun pesa mucho la ideología conservadora de los pequeños propietarios agrícolas y el caciquismo, un terreno a priori muy poco propicio para el trabajo comunista.

Sin embargo esta célula que combina la sabiduría y firmeza de sus 4 veteranos (Manolo, Aurora, Antonia y Emilio) con la experiencia de Paco, José Alberto, Carlos y Ginés con la de un buen número de jóvenes de que no daremos sus nombres aunque seguro que ya tienen el honor de figurar en los ficheros policiales por su activismo militante, está muy presente en la vida política y social de la comarca. Tienen un local, trabajan con un amplio entorno en el movimiento feminista, republicano y por la memoria histórica, antifascista y pronto en la solidaridad antiimperialista. Igualmente su trabajo en el frente cultural hacen del local del Ateneo un hervidero de constantes actividades (charlas, cine, exposiciones, presentaciones de libros….) y lo convierten en un referente comarcal.

En definitiva un ejemplo de, cómo aun en el entorno más adverso, siempre es posible desarrollar actividad política que marque la referencialidad del Partido entre las masas. Una demostración de cómo si la célula se reúne, debate, planifica y ejecuta lo acordado, el Partido y su Juventud avanzan.

Y en ese entorno tan cómodo, acompañados de un pequeño grupo de amigos y amigas a los que invitamos a dar el paso y militar, se desarrolló el acto de entrega de carnets de esta célula de la que, como Vietnam, necesitamos diez, cien, mil… para que tiren hacia arriba y sirvan como ejemplo de todo el Partido.

El acto cargado de confianza en la clase obrera y en el Partido acabó con la declamación por parte de la camarada Aurora de una poesía hecha para la ocasión por Emilio. No son versos de una rima perfecta como nos dijera Gabriel Celaya que son los que necesitamos, pero expresan tan bien los valores de clase y revolucionarios de la generación que combatió el franquismo, que no queremos dejar de compartirlos con todos vosotros y vosotras. Es un homenaje a nuestros veteranos y veteranas y a toda la Juventud que hoy toma de ellos y ellas el testigo de la lucha por el Socialismo y el Comunismo.

A los trabajadores, campesinos, comunistas

Enhorabuena compañeros

Enhorabuena camaradas.

Es la voz de la razón

Es la voz de la esperanza

De la unión de los obreros

De los compañeros de labranza

Que ya no estamos desarmados

Que poseemos nuestra invencible arma.

Primero la unión por encima de todo

Que es la fuerza y la esperanza

Y cuando este objetivo alcancemos

No esperéis más camaradas.

El Partido os espera para marchar en vanguardia

Con la roja bandera de la sangre derramada

Partido Comunista de los Pueblos de España

Llama a sus filas a la Juventud Proletaria

A la inmensa mayoría que en España está callada

Os lo digo compañeras, os lo digo camaradas

El Marxismo – Leninismo es nuestra eficaz arma

A qué esperáis hermanos de las minas, de las fábricas

Del inmenso campo de la España esclavizada

Ya no hay dudas para no ir a la lucha deseada

Tenemos el glorioso Partido del proletariado en marcha

Todos unidos hacia adelante en fuerte alianza

¡Hoz y Martillo!

Pendón rojo, de rojo amanecer del alba

Que no cesen los clamores

Por ciudades y pueblos de España

Que escuchen los banqueros ladrones

Los patrones sin corazón, ni alma que se apropian del trabajo de los obreros

Y nos engañan con sus patrañas.

¡Alzaos obreros!

Nada tenéis que perder

Rompamos las cadenas que nos atan

¡Golpe a golpe de martillo!

Forjemos el futuro del trabajo y la esperanza

El pan para nuestros hijos

La cultura y el trabajo

Y el bienestar del mañana

No lo dudéis compañeros y compañeras

El Partido os llama

Está el futuro en marcha, es el paso decidido

No lo dudéis camaradas

Todos marcharemos unidos

En el gran Partido Comunista de los Pueblos de España