Compartir

Os dejamos en esta entrada la intervención del camarada Quim Boix, Secretario General de la UIS (Unión Internacional de Sindicatos) de Pensionistas y Jubilados (PyJ) de la FSM, en la 107 Conferencia Mundial de la OIT en nombre de la UIS de Pensionistas  Jubilados de la FSM de la que es Secretario General:

Reciban un saludo de los Pensionistas y Jubilados de todo el planeta.

Les hablo en nombre de la única organización mundial que los agrupa.

Nos unen las mismas justas reivindicaciones, enfocadas desde una óptica clasista, es decir, como analizó Karlos Marx, desde la realidad del enfrentamiento de clases sociales que genera el capitalismo.

Sabemos que el auditorio, en los Plenarios anuales de la OIT, es, mientras no lo cambiemos, mayoritariamente de defensores del capitalismo como sistema. Pero este sistema va de crisis en crisis (que son estructurales y sistémicas, es decir ineludibles) hasta su crisis final.

Nosotros somos partidarios del socialismo, que será el futuro en todos los países del planeta, aunque los pro capitalistas intenten retrasar este cambio. La experiencia de los ex países socialistas ha permitido aprender de los errores cometidos y por ello la segunda etapa de extensión del socialismo será la definitiva.

Mientras no recuperemos las ventajas del socialismo para la mayoría de seres humanos vamos a seguir organizándonos dentro del capitalismo.

Hoy puedo anunciarles que vamos a hacer nuestro Segundo Congreso Mundial de organizaciones clasistas de Pensionistas y Jubilados, a inicios del año próximo, en un país de América Latina. En esta zona del planeta hay grandes organizaciones, con millones de afiliados, que defienden desde posiciones clasistas, a los Pensionistas. En América, como en África y Asia la primera reivindicación es el derecho de todas las personas a cobrar una pensión digna.

Tenemos ya organizados a los Pensionistas en los 5 continentes y ya hemos demostrado nuestra capacidad de lucha en defensa de nuestras justas reivindicaciones con varias acciones coordinadas mundialmente.

Seguiremos apoyando a los Pensionistas y Jubilados en las luchas, país a país, para que al final todas las legislaciones reconozcan que toda persona mayor de 60 años debe cobrar una pensión pública (estamos contra las pensiones privadas que solo apoyan y benefician a la banca y a los sindicatos amarillos) que le asegure una vida digna, es decir con agua potable en una vivienda habitable, con alimentos sanos suficientes, y atención pública y gratuita de las necesidades de sanidad, cultura y transporte de cercanías.

Y ello independientemente de si la persona pensionista cotizó suficientemente durante el período de vida activa como persona trabajadora. Si no cotizó fue culpa de ustedes, de los que dirigen el capitalismo, que no le dieron el puesto de trabajo que pedía. Ustedes, los pro capitalistas, prefieren que haya millones de parados para así poder disminuir los salarios, en base a la falsa ley del mercado que solo aplican a los que no son propietarios de los medios de producción.

En cambio, a los propietarios de los medios de producción ustedes les conceden todas las ventajas y subvenciones (paraísos fiscales y otras corrupciones incluidos). Se entiende por ser ustedes, los gestores del capitalismo, los propietarios de las multinacionales (en esta sala están muchos representantes de ellas), los que sacan los beneficios de esta explotación bien analizada por los marxistas.

Pero poco a poco la mayoría de la población dejará de votar a partidos políticos que prometen una cosa y hacen la contraria. La mentira es la base de la falsa democracia burguesa, y aunque llevan decenios engañando a los votantes, eso se les va a acabar.

Sabemos que hay riqueza suficiente en el planeta como para asegurar que las pensiones sean pagadas de los Presupuestos de los estados. Bastará que dejen de destinar el 2% o más de Producto Interior Bruto de los estados capitalistas a temas de guerra (como ha ordenado la genocida OTAN) y los destinen a facilitar la vida digna de todas las personas del planeta.

Los y las pensionistas vamos camino de ser el 30 % de los votantes y desde nuestras organizaciones clasistas vamos a orientar a que ningún voto vaya a partidos políticos que defienden el capitalismo.

Vamos, como sindicalistas clasistas, a trasladar a las nuevas generaciones nuestras importantes experiencias de lucha contra los empresarios explotadores. En estas experiencias están las conquistas de la clase obrera, en los pasados decenios y gracias a la FSM, que han representado grandes mejoras: vacaciones, derechos laborales, seguridad en el trabajo, sanidad y enseñanza públicas, así como las pensiones.

Además, tenemos más de 100 años de experiencias de buen funcionamiento de los derechos laborales en los países que intentaron construir el socialismo. Hoy sus habitantes lamentan haber perdido los derechos individuales que disfrutaron durante decenios y que de seguro volverán a disfrutar en el futuro, cuando, con la lucha de masas, acabemos con la explotación del hombre por el hombre.

Sepan que los pensionistas y jubilados vamos a luchar, como parte de la clase obrera, por nuestros justos derechos, hasta el último día de nuestras vidas.

¡VIVA LA CLASE OBRERA!

¡VIVA LA FEDERACIÓN SINDICAL MUNDIAL!

¡VIVA EL SOCIALISMO!

¡LARGA Y DIGNA VIDA PARA LOS PENSIONISTAS Y JUBILADOS!

 

Ginebra, 4 junio de 2.018.

Quim Boix

Secretario General de la UIS (Unión Internacional de Sindicatos) de Pensionistas y Jubilados (PyJ) de la FSM