Compartir

Con motivo del accidente mortal sufrido el pasado viernes por dos trabajadores en un taller de la empresa Equimansur, auxiliar de Navantia de Puerto Real, al caerles encima una estructura de metal de más de cuatro toneladas, este lunes, 21 de mayo, sobre las 05:30 de la mañana, sindicalistas de SAT y CTA, principalmente, y miembros de la Coordinadora de Profesionales del Metal, todos ellos de la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz, acudieron a la entrada de los astilleros de Navantia de Puerto Real, donde formaron un piquete que fue informando a los obreros y obreras que acudían para iniciar su jornada laboral, sobre la necesidad de hacer una asamblea para decidir qué acciones se llevarían a cabo con motivo del "accidente laboral" que ocasionó la muerte de estos dos compañeros.

Sobre las 07:00 horas, cuando ya se encontraban concentrados unos dos mil trabajadores y trabajadoras ante los tornos de auxiliares de Navantia, se dio comienzo a la asamblea, donde tras la intervención de algunos compañeros, que denunciaron que los dos compañeros han sido víctimas de la precariedad laboral que azota a la provincia de Cádiz, se presentó la propuesta de hacer un paro de 24 horas (los tres turnos) en la factoría en señal de luto por los dos compañeros fallecidos. Al pasar a votar, el bosque de dos mil brazos que se alzó aprobando la propuesta de paro, hizo que todos los presentes rompiesen en un cerrado aplauso, que expresaba la pena, la ira y la solidaridad de todo el colectivo obrero. La segunda propuesta que se trasladó a la asamblea fue la de ir a una huelga del sector del metal, en denuncia del alto riesgo que corren los trabajadores dentro de la factoría y de los talleres de las empresas auxiliares, por la vulneración de las normas de prevención de riesgos laborales, la imposición de ritmos de trabajo absolutamente extenuantes que, en boca de los propios obreros, los hace ir "zombis", así como la falta de una adecuada formación en materia de seguridad, unido a la precariedad laboral existente en la Bahía.

Esta propuesta, al igual que la anterior fue aprobada por la totalidad de los asistentes.

Merece destacar la intervención de una compañera, que anunció que el colectivo de limpiadoras de centros públicos de Cádiz, se unía al paro de 24 horas, recordando a los obreros y obreras presentes que "la lucha es el único camino" y que "la unidad es nuestra fuerza.

La noticia de los acuerdos tomados en la asamblea corrió como la pólvora hacia otras localidades y en San Fernando, obreros de talleres auxiliares de Navantia de esa localidad se sumaron al paro de 24 horas de forma espontánea.

Ningún miembro del comité de empresa de Navantia hizo acto de presencia por la asamblea, demostrando una vez más que tienen intereses distintos a los de la clase obrera, la misma que dicen representar; pero que, en realidad, solo se representan a sí mismos y a sus privilegios. Esta "aristocracia" obrera que ha abandonando la defensa de los obreros y obreras, se ha aliado con el enemigo de clase, la patronal, constituye un cáncer en el cuerpo de la clase obrera, que en algún momento habrá que extirpar.

¡NI UN MUERTO OBRERO MÁS!