Compartir

Prácticamente hace un año que se cerró de un portazo el nuevo Convenio Colectivo de Contact Center que mantiene totalmente intactas las miserables condiciones laborales y salariales que sufren las casi cien mil teleoperadoras y teleoperadores (la mayoría son mujeres) de este sector.

Tras un periodo de intensas y, cada vez más, contundentes movilizaciones que crecieron una tras otra obteniendo infinidad de apoyos, solidaridad y sensibilidad por la sociedad, que fue conociendo las lamentables condiciones a las que se enfrentan quienes prestan servicios telemáticos de bancos y aseguradoras, atención al cliente y servicio técnico e incluso quienes atienden las llamadas de emergencias, tras ver cómo esa lucha a través de la conciencia, la lucha, los paros, la información, manifestaciones y huelgas amenazaba los cimientos de quienes inventaron un sector sólo para abaratar la mano de obra de las personas que prestan servicios a las grandes empresas del IBEX 35, tras tanta exigencia total y absolutamente necesaria por un convenio digno... CCOO y UGT zanjaron el conflicto firmando el mismo convenio basura con pérdida salarial (plantean subidas por debajo del IPC y sin tener en cuenta las pérdidas de poder adquisitivo de los últimos cuatro años).

Pero esto no ha acabado aquí, esta lucha ha creado entre las trabajadoras/es un impulso, una rabia y una conciencia que no sólo no han liquidado sino que sigue creciendo cada vez más.

Un ejemplo de esto son las últimas movilizaciones en la empresa Transcom World Wide, multinacional sueca que día a día busca nuevas estrategias que le permitan abaratar más aún a sus trabajadoras/es para mostrarse más competitivo ante sus clientes (BBVA Banco Santander, Orange...) y acumular aún más riqueza a costa de la explotación y la creación de miseria. 

Frente a ello, los sindicatos de CGT, Co.Bas y CCOO convocaron diversos paros a finales de enero y principios de febrero, con la clara intención de luchar contra los nefastos abusos que sufre la plantilla, como que se les reconozca la categoría de Gestor por la complejidad y diversas acciones que realizan así como la multitud de aplicaciones que utilizan simultáneamente y la presión y responsabilidades a las que están sometidas estas personas, el abuso de criterios para impedir que cobren incentivos, horas médicas para reposo domiciliario... y una batería de medidas que frenen las graves agresiones que se sufren en este Sector.

Entre los días 31 de enero, 1 de febrero y 2 de febrero, más de cuatro mil trabajadores y trabajadoras fueron convocadas para exigir mejores condiciones laborales en Getafe, Pozuelo y San Fernando dando una contundente respuesta paralizando departamentos enteros y con claras intenciones de seguir luchando cansadas/os de las pésimas condiciones laborales que sufrimos.

En las semanas siguientes, la empresa no ha tenido más remedio que claudicar y sentarse a negociar punto por punto cada una de las medidas con la seria amenaza de volver a la lucha con más paros a finales de marzo.

En el PCPE debemos tener muy presente este sector cada vez más consciente de su situación y su posición como clase obrera en situación precaria, cada vez más rabiosa y con menos miedo por luchar y con una urgencia cada vez más palpable de necesitar organizarse. El sector del Contact Center es un claro ejemplo de la explotación y el abuso para la acumulación de la riqueza tal y como se describe en el Capital de Marx, usando todas las herramientas de poder y dominación, yendo desde manipular y degradar derechos, hasta el uso más reaccionario del machismo. Como partido de la clase obrera, apoyaremos, y lucharemos mano a mano con estas trabajadoras y trabajadores cada vez con más intención de transformar su realidad