Compartir

"Si els fills de puta volessin no veuriem mai el sol” Quico Pi de la Serra

“Cuando el cuñado del rey está en Ginebra, también condenado, y yo en Valdemoro, la justicia no es igual para todos” Y si esto lo dice quien el mismo se define como “intermediario entre corruptores y corrompidos” qué no habremos de exclamar los y las comunistas para convertir esta desfachatez en un verdadero problema político del sistema.

La evidencia y el descaro de sus actuaciones naturalizan la corrupción y, con ello, al propio sistema que la genera. ¿Acaso existe mayor corrupción que la legalización “constitucional” de la plusvalia? Trabajo no pagado que es la verdadera fuente de acumulación de capital y base de un sistema económico en el que cada día menos personas poseen la práctica totalidad de la riqueza. Un dato por si no queda suficientemente claro: la oligarca Sol Daurella propietaria de Iberia Partners, responsable del cierre de las plantas de Coca Cola en Alacant, Fuenlabrada, Asturias y Palma de Mallorca acumula un patrimonio neto de 5.450 millones de euros. ¿Acaso hay justicia con esta señora fuera del batallón de trabajos forzados en Córdoba en el mes de Agosto? Y solo es un caso de ese 1% que acumula el 25% de la riqueza total de este país rojigualdo en el que unos ponemos el rojo de nuestra sangre y unos pocos se quedan el Dorado.

Pero así es la dictadura del capital y con el mismo descaro y disposición a la violencia que ayer llenó las cunetas de luchadores/as por la justicia social y la libertad, hoy se prepara para usar toda la fuerza que necesite para liquidar la memoria de lucha de este pueblo al que, pese a las apariencias, si se le convocara y organizara para luchar aun sería capaz de resistir y golpearles duro.

Ese es el reto que tiene nuestro Partido: ser capaces de levantar una barricada de unidad y lucha obrera y popular que les impida seguir tranquilamente por la senda de la impunidad y mantener gratis y sin aparente coste político para su sistema el espectáculo al que asistimos desde hace unos años.

Gurtel, Eres, Canal de Isabel II, Granados...sólo son las piezas prescindibles de un entramado que al tiempo que se depura al mismo ritmo que se concentra, utiliza esta apariencia de trasnparencia para ocultarnos la raíz del problema y los grandes pelotazos de las infraestructuras públicas y, por ejemplo, los 30.000 millones de € comprometidos por el gobierno al Pentagono para la compra de armamento (chatarra) durante los próximos 15 años. Esa sí que es la verdadera corrupción, no nos quedemos en los trajes de Camps o los áticos de González, miremos con perspectiva y seamos capaces de detectar a los mandamases de ese ejército de malparidos que nos tapan el Sol y nos impiden disparar certeramente contra el Capitalismo y sus legítimos representantes.

Junqueras, sindicalistas, raperos, titiriteros todos en la cárcel y Urdangarían en Ginebra condenado y con el pasaporte en el bolsillo. ¿Qué lo explica? Su matrimonio con la doblemente hija y hermana lo hace inmune a la pretendida justica burguesa. 40 años de dictadura del capital solo se sostienen con un firme entramado del que no es posible sacar ningún hilo maestro sin riesgo a que se desmonte la red que lo sostiene. Monarquía, oligarquía y corrupción en España son lo mismo. Consecuentemente, si queremos derrotarlos y asar a los verdaderos chorizos que nos explotan y niegan el futuro y la Libertad, unamos la lucha por la República y Socialismo y asémoslos sin miedo hasta que solo quede de ellos las cenizas.

Julio Díaz