Compartir

En junio de 1985 la clase obrera española realizó una gran huelga contra las medidas que el Psoe (eso que se sigue autollamando obrero) pretendía y que no eran otras que pasar el cálculo de la pensión de dos a ocho años y de ocho a diez para tener derecho a la pensión.

Desde entonces la criminal lucha de clase del capital contra las pensiones y el sistema actual de las mismas no ha decaído ni un instante. Ahora hemos pasado a 37 años los necesarios para cobrar y hasta 25 el cálculo de la cotización. Además, se desvincula la subida de las pensiones del I.P.C. y suben la pensión un famélico 0,25 %.

En los últimos días, continuando con el despojo y saqueo a que nos someten al pueblo trabajador, después de arruinar el patrimonio de la Seguridad Social, anuncian la concesión de un ¡¡préstamo!! a la entidad que previamente han saqueado.

Esto último supone un nuevo atraco al patrimonio conquistado y acumulado durante años por la clase trabajadora

No hay que plantearse ni siquiera la inquietud por su sostenibilidad de la misma manera que no se plantea ninguna duda ni inquietud con el Ministerio de Asuntos Exteriores o con los Tribunales de Justicia o con los cuerpos de "seguridad" y militares porque produzcan un aumento de los gastos o una merma de ingresos que pudiera obligar a cerrar el negociado. No se cierran, pues ahí no hay separación de fuentes y el Estado asume todo el déficit existente.

Desde los años 80 la privatización de los servicios públicos avanza de forma brutal. Mientras se acatan las órdenes de los amos de la UE, se protege la evasión de capitales y la corrupción, se subvenciona a la iglesia, se rescata a la banca, las autopistas, el Castor, las autopistas...., aumentan los beneficios de las empresas disminuyendo sus obligaciones, etc.; continúa el ataque feroz a la clase trabajadora.
Ante este último expolio contra la misma clase trabajadora, la seguridad Social y las pensiones, conquistadas con su lucha y su esfuerzo el Pcpe llama a la clase trabajadora para que conozca con conciencia,

  • Que el mantenimiento de la Seg, Social es un asunto eminentemente político en el que toda la clase -activos, parados, pensionistas,….- ha de intervenir con la mayor conciencia y con el convencimiento de la fuerza de la clase para mantener sus logros y alcanzar otros nuevos .

  • Que no hemos de consentir más la trampa de la diferenciación de fuentes. No más engaños con "la insostenible situación de las pensiones".

  • Que el crecimiento del PIB y la productividad del trabajo que lo hace posible es la garantía de las pensiones en el actual sistema del capital .

  • Que este tipo de préstamos oculta los gastos que ha de asumir el Estado del capital y los convierte en gastos de la protección social de la clase trabajadora, de la Seguridad Social, sostenida por la clase trabajadora.

  • Que el déficit es un déficit falso cubierto con préstamos delincuentes que el Estado quiere cobrar. Y, manteniendo la mentira de que la Seguridad Social está en quiebra,, los quiere cobrar en especie reclamando la entrega de edificios sanitarios y sociales de la propia Seguridad Social como pago de su "deuda".

El capital a través de la intervención decidida de su propio estado persigue:

  • Que el Estado oculte su propio déficit, trasladándolo a la Seguridad social.

  • La destrucción de activos pertenecientes a la protección sanitaria y social del pueblo trabajador, fabricando la quiebra de la Seguridad Social.

  • Aterrorizar a todo el pueblo trabajador, produciendo una situación más favorable a la privatización del sistema sanitario y a la aplicación más decidida de los planes privados de pensiones promocionados por las oligarquías saqueadoras, inútiles y corruptas.

El PCPE hace un llamamiento:

A toda la clase trabajadora, al pueblo trabajador a conocer con claridad el engranaje de este expolio al que continuamente está sometida; a organizarse y luchar con mayor conciencia contra el atroz saqueo que nos lleva decididamente a una continuada miseria.

A toda su militancia individual, colectiva y orgánicamente a difundir, explicar y organizar entre el pueblo trabajador esta destrucción de las conquistas de la clase. Que sea el que sea el lugar que ocupe y la instancia en que se encuentre, sea laboral, sindical, barrial, cultural, institucional, etc., cada militante del p. explique, agite, y denuncie políticamente el carácter económico y político de la lucha del capital; siendo capaces de organizar para impedir y revertir el expolio miserable y continuo contra el pueblo trabajador.

Todo para la clase obrera. Tu lucha decide.