Compartir

Llevan 15 meses de movilizaciones, a razón de una acción mensual de paro/huelga y movilización, en demanda de dignidad profesional y reconocimiento de su trabajo. Hablamos con la plataforma y en esta entrevista con una de sus integrantes, Aurora Mateo, sobre una realidad que afecta en lo laboral aproximadamente a un millar de educadores y educadoras, pero que tiene una clara dimensión social cuando de la educación especial e infantil se hace un “aparcadero” de personas en lugar de un espacio de integración. Si todo esto sucede bajo un gobierno tripartito “de progres” quedan claros los limites dentro del decrepito sistema y el papel de sus diversos gestores (da igual la marca que ostenten).

 

UyL.- ¿Cuál es el origen del conflicto?

Aurora Mateo (Plataforma de educadoras educación especial e infantil).- El problema principal es que pertenecemos a una Consellería y trabajamos para otra y no existe una normativa clara que regule nuestras condiciones de trabajo y nuestras funciones. Las bolsas de trabajo de Educación Infantil y Especial, fueron creadas por la Consellería de Justicia y Administraciones Públicas en 2008 y 2010 respectivamente, desde la fecha no sólo no se han actualizado, sino que se han agotado y cruzan personal de unas bolsas a otras. Actualmente estamos cedid@s a la Consellería de Educación con carácter interino, son vacantes que nunca se hacen definitivas, que no nos permiten ningún tipo de mejora profesional y que nos mantienen en el absurdo de desplazarnos por toda la provincia de Alicante, cuando hay compañer@s que podrían estar trabajando en su localidad de residencia.

UyL- ¿Cuáles son vuestras reivindicaciones?

A.M.- Necesitamos con urgencia que ambas Consellerías se pongan de acuerdo y que se sienten a negociar con nuestros representantes sindicales y con la Plataforma de Educador@s. Luchamos por unas funciones claras, horarios que cumplan el Decreto que establece nuestra jornada en 36,15 horas semanales, la reclasificación profesional al grupo B, salarios dignos, un plan de formación estable adaptado a las características de nuestr@s alumnos, salir de los comedores y dejar de contar como monitor@s en las extraescolares, participar en la vida de los centros escolares,… parecen reivindicaciones sensatas pero cada equipo directivo, cada inspección, las interpreta a su manera y estamos padeciendo un mobbing colectivo que daña nuestra salud física y mental.

UyL.- ¿Qué papel desempeña la Conselleria de Educación?

A.M.- La Consellería de Educación, lejos de mejorar las cosas, las está empeorando. El Conseller de Educación, el Sr. Marzà, no se molesta en recibirnos. Se limitan a emitir unas instrucciones a los centros al inicio del curso, pero cada Dirección las interpreta como considera oportunas, no son claras, no están acordadas y contradicen la propia normativa de la Consellería. Es un "sin sentido" que nos mantiene realizando huelgas y paros mensuales ante la inacción de la Administración.

UyL.- ¿La jornada continua y la privatización de comedores os afecta de alguna manera?

A.M.- La jornada continua hace más difícil, si cabe, compatibilizar nuestros horarios con los requisitos del proyecto. La mayoría de nosotr@s sigue realizando jornadas de 41 horas semanales, trabajamos de 9 a 17 en atención directa al alumnado y así es imposible participar en la vida de los centros. No podemos coordinarnos con nuestros compañer@s, ni asistir a las reuniones, no tenemos comunicación con las familias, no tenemos tiempo de programar ni organizarnos materiales, no podemos asistir a cursos de formación,… es un problema detrás de otro.

A pesar de existir una sentencia judicial en contra la Consellería de Justicia nos sigue contando como personal de comedor escolar en las ratios. Somos funcionari@s públic@s y estamos trabajando para las empresas privadas adjudicatarias de los servicios de comedor y extraescolares, con el beneplácito de la Administración Pública. Nuestr@s alumn@s tienen derecho a ser atendidos por monitor@s de comedor y a participar en las actividades extraescolares siendo correctamente atendidos y en igualdad de condiciones que el resto de sus compañer@s.

UyL.- ¿Hay apoyo efectivo del profesorado a vuestra lucha?

A.M.- Lamentablemente no, nuestros horarios son incompatibles y cuando surgen problemas no encontramos el tiempo para solucionarlos. La mayoría cree que somos "maestr@s de apoyo" y esto no es así. Nuestro trabajo implica poner en marcha programas que faciliten la participación de l@s alumn@s. Trabajamos hábitos de salud e higiene, habilidades de la vida diaria, integración, apoyo educativo, etc. Estamos tratando de visibilizar nuestra problemática con el objetivo de sumar apoyos y el profesorado es vital en este sentido. Nuestro trabajo complementa al suyo y viceversa, si queremos conseguir una educación pública de calidad, tenemos que trabajar en equipo.

UyL.- Nuestra apuesta es por los Comités para la Unidad Obrera (CUO), proyecto de unidad y solidaridad de clase con independencia de la afiliación sindical de cada quien ¿Cuál es vuestra experiencia con las organizaciones sindicales?

A.M.- Lo cierto es que esta Plataforma de Educador@s es un claro ejemplo de unidad obrera, formamos parte de ella educadoras de infantil y especial de Alicante, Valencia y Castellón. Funcionamos de manera asamblearia y en pequeños comités de trabajo. Esto permite que, independientemente del sindicato al que cada un@ este afiliad@, tengamos un espacio de reivindicación que compartimos y que nos permite llevar a nuestros sindicatos las ideas trabajadas y concretas. Nos permite mantener la independencia de luchas sindicales de carácter político y estructurar una base social que nos legitima y nos hace más fuertes.

UyL.- ¿Dónde queda la integración en este modelo de falta de medios e inversiones, explotación laboral, falta de coordinación, terreno ambiguo de funciones, etc. Que nos habéis contado?

A.M.- Pues es las manos de un@s profesionales que con muy pocos recursos y mucha fuerza de voluntad hacen verdaderas proezas cada día. Pero es imposible hablar de una integración real si nuestro trabajo sigue siendo invisible, si no hay canales de participación que nos permitan ser la voz de nuestr@s alumn@s y sus familias, si sus necesidades son atendidas en exclusiva por un personal ajeno a los centros, las programaciones, las reuniones, los Claustros,...

UyL.- ¿Perspectiva para los próximos meses?

A.M.-Estamos preparando una manifestación en Valencia para el 20 de diciembre de 2017, para la que se está organizando un autobús desde Alicante, esperamos que la repercusión sea contundente. Y 2018 va a ser un año de lucha sin descanso, no podemos estar otro curso en esta situación y vamos a conseguir nuestros objetivos. Tendremos paros mensuales y huelgas trimestrales, concentraciones en la sede del Consell, vamos a intensificar el trabajo en los medios de comunicación y a seguir recabando apoyos, en especial del resto de compañer@s, tanto educador@s como maestr@s y personal especializado y sobre todo de las familias, a través de las Ampas. Por suerte ya contamos con el vuestro, es un pasito más en el camino hacia la victoria.

Muchas gracias a Aurora, Mª José, Elvira, Conchi, Laura y a la plataforma de educador@s por hacernos llegar la información sobre vuestra lucha y por vuestro tiempo.