Compartir

Desde el Comité para la Unidad Obrera (CUO) de Sanlúcar de Barrameda queremos expresar nuestro rechazo a las políticas capitalistas y reaccionarias del gobierno del Partido Popular y de sus palmeros en la Junta de Andalucía, el PSOE.  Igualmente rechazamos a todos aquellos que pactan y negocian en nombre de la clase obrera, maquillando al sistema capitalista, para seguir manteniendo sus subvenciones y privilegios, embaucando al pueblo trabajador con cantos de sirenas.

Nuestra ciudad ocupa uno de los puestos más altos en pobreza, desempleo y trabajo en precario, con cientos de familias obreras abocadas a la marginalidad social. Los recortes sanitarios, educativos, la subida de impuestos, la pérdida de poder adquisitivo y de protección social están afectando de una manera brutal al pueblo trabajador sanluqueño. Cada vez se hace más difícil hacer frente al pago de los impuestos o de los recibos de agua y luz, y es casi imposible acceder a una vivienda.

El grado de explotación en la hostelería o en el campo, por ejemplo, está llegando a unos niveles insoportables y los desempleados ya no tenemos ayudas o, de tenerlas, son de pura subsistencia. Todo esto, por supuesto, no afecta a los banqueros ni a la patronal ni a los políticos que los representan, que nos oprimen y explotan brutalmente para mantener sus posiciones de dominio y de enriquecimiento, condenándonos a la miseria y a un futuro desalentador para nosotros mismos y para nuestros hijos.

El CUO es una asamblea de trabajadores y trabajadoras sanluqueños que luchamos por los intereses de la clase obrera: contra el paro, por el cumplimiento de los convenios colectivos, y todo aquello que nos afecta diariamente a los trabajadores/as en el mundo laboral. Somos los trabajadores/as organizados por la base.

Tenemos que alejarnos de los discursos derrotistas que lo único que consiguen es desmoralizarnos porque la historia nos ha demostrado que a través de la presión y de la lucha es como avanza la clase trabajadora, consiguiendo mejoras sociales y laborales.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras para que defendamos nuestros derechos. Hacemos un llamamiento a la lucha para acabar con la explotación. Hacemos un llamamiento para luchar contra el paro, verdadero cáncer para los trabajadores, producido por el sistema capitalista en que vivimos. El presente es de lucha y el futuro es nuestro.