Compartir

 

Existe una oda a Lenin  que la escribió Pablo Neruda. Es una oda  que está insertada en la obra  “Navegaciones y regresos”.  El libro acoge odas a las cosas sencillas y prescinde el escritor de cualquier atisbo de grandilocuencia. Se nota la impronta del poema de  Bertolt Brecht, especialmente aquel poema de Brecht que se titula “de todos los objetos”  que comienza: <<De todos los objetos, los que más amo son los usados >>. De ahí que Neruda  escriba odas  al caballo, a la cama, a las cosas, a las cosas rotas, a la mesa, al piano,a la silla, al plato… a las cosas sencillas pero imprescindibles  para vivir.

La grandiosidad de la revolución es que ensalza  a los sencillos, a los nadies, pero que son los más importantes porque son los que lo producen todo. Por ello la Oda a Lenin , que para Neruda es la oda a la revolución ,  resalta la sencillez y la prodigiosa genialidad del líder del proletariado. El texto dice: <<Vio más  lejos que nadie>>. Neruda nos advierte: <<Cuidad de confundirlo con un frio ingeniero>>. El poeta chileno agradece a Lenin por <<la firmeza>>, por <<la batalla y por la paz>>,  por <<el trigo infinito>>, por <<las escuelas>>, por <<el aire, el pan y la esperanza>>.

Un elemento que hay que reseñar en el poema es la fuerza telúrica de la revolución, muy propio de la poesía nerudiana,  y el carácter terrestre de Lenin: <<No existió nunca/ un hombre  más terrestre>> . <<debo decir adiós a las palabras; / debo escribir con los árboles, con las ruedas/ con los arados, con los cereales.>>. <<Eres concreto como/ los hechos y  la tierra>>.

M. Ángel Rojas