Compartir

Una de las mujeres dirigentes más relevantes de la revolución cubana sin duda es Haydée Santa maría. Se había vinculado a las juventudes del Partido Ortodoxo. Participó en el asalto del cuartel Moncada, centro de operaciones y torturas del régimen batistiano. A su hermano Abel y su compañero de vida Boris los torturaron y asesinaron. Para que en prisión Haydée delatara a su compañeros, los esbirros de Batista le mostraron el ojo arrancado de su hermano y los genitales amputados de su compañero . Por supuesto que Haydée no abrió la boca.

Una vez que había triunfado la revolución desde 1959 asume la responsabilidad de un organismo trascendental en la vida intelectual de la Cuba revolucionaria como fue Casa de las Américas. La labor de dicha institución repercutirá hasta hoy en la conformación del epicentro de la intelectualidad más avanzada y antiimperialista en América Latina.

Haydée entendió que si bien ella había empuñado el fusil en Sierra Maestra, le habían encomendado una tarea estratégica fundamental: promover todo un arsenal intelectual antiimperialista en el seno de la revolución. Se había emprendido las campañas de alfabetización, pero mucho antes Haydée, comprendió perfectamente de la necesidad de la creación de un acervo intelectual tanto a nivel literario como en las artes plásticas y en las diversas manifestaciones creativas. Fundó la revista Casa y los premios que representan unos de los referentes más prestigiosos a nivel internacional.

Gracias a la labor de Casa de las Américas promovió la Nueva Trova cubana , pero también multitud de manifestaciones musicales . Hemos de reseñar la promoción de la literatura : multitud de escritores , cuya obra gigantesca hoy se ha proyectado a nivel internacional; tan sólo citar algunos ejemplos: Cortázar, García Márquez, Mario Benedetti, Ernesto cardenal, Roque Dalton, Eduardo Galeano o Gioconda Belli. Haydée , como comprobamos, emprendió una labor colosal.

M. Ángel Rojas