Compartir

En este mes de octubre se cumple el 50 Aniversario de la muerte del gran revolucionario comunista Ernesto “Che” Guevara, asesinado el 8 de octubre de 1967 en Higueras (Bolivia)por soldados del ejército boliviano asistidos por agentes de la CIA.

Haciendo ejercicio de nuestra memoria histórica destacar que la vida del CHE fue un combate a muerte contra el imperialismo, contra los opresores y explotadores, un combate de lucha constante y consciente por la construcción de una sociedad nueva y un hombre nuevo, por el Socialismo y el Comunismo.

Aniversario tras Aniversario volvemos a escuchar los mismo pasajes y anécdotas desde el campo del imperialismo tratando de domesticar al revolucionario militante y desde el reformismo vaciando de contenido su obra y legado presentándonos al revolucionario romántico, nos ofrecen su sonrisa y nos esconden su fusil.

En este año 2017 donde los comunistas y revolucionarios celebramos el 100 Aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, el Aniversario de la muerte del CHE se debe de convertir en un modelo de lucha y compromiso en la lucha antiimperialista y ejemplo de militancia revolucionaria del cual debemos de aprender y poner en práctica. La vida y obra de Ernesto “Che” Guevara es un ejemplo de militancia revolucionaria y comunista, de lucha y de combate, de toma de conciencia y de entrega a la causa de los pueblos explotados y oprimidos por el imperialismo.

Vida de ejemplo del revolucionario práctico que empieza a forjarse en sus viajes por América Latina, a través de los cuales pudo sentir directamente la opresión y la explotación que ejercía el imperialismo, los terratenientes y los capitalistas sobre los pueblos indígenas, el campesinado y la clase obrera.

Toma de conciencia y posición política que empieza a manifestarse en la carta que envía a su tía Beatriz el 10 de diciembre de 1953, donde dice: “En el paso tuve la oportunidad de pasar por los dominios de la United Fruit, convenciéndome una vez más de lo terrible que son estos pulpos. He jurado ante una estampa del viejo y llorado camarada Stalin no descansar hasta ver aniquilados estos pulpos capitalistas. En Guatemala me perfeccionaré y lograré lo que me falta para ser un revolucionario auténtico….”.

En Guatemala se enfrenta a la intervención armada de los EEUU y golpe de estado contra el gobierno democrático de Jacobo Arbenz, por lo que tuvo que huir a México donde contacta con Fidel Castro y el Movimiento 26 de Julio.

Su compromiso revolucionario le lleva a formar parte del grupo de revolucionarios que desembarcan en Cuba en 1956 en el Granma, desarrollando una guerra de guerrillas contra Fulgencio Batista y su gobierno títere de los EEUU, y que tras tres años de lucha los revolucionarios conquistan el poder.

En el proceso de construcción de la Revolución el CHE desempeñó diferentes cargos y funciones: embajador itinerante, dirigente de la banca estatal, Ministro de Industria …, cargos que desempeñó con el ejemplo de trabajo, compromiso y sacrificio del militante revolucionario y comunista.

En 1965 se incorpora a la lucha armada antiimperialista en el Congo y finalmente en Bolivia donde es asesinado después de caer en combate.

Toda una vida de combate y militancia que formó a ese revolucionario práctico, dejando un legado vital y teórico que sigue presente en la lucha antiimperialista.

En este 50 Aniversario del asesinato del CHE los y las comunistas del PCPE y la Juventud del PCPE seguimos reivindicando su obra y pensamiento como referente de lucha , compromiso y ejemplo del militante revolucionario y comunista que es necesario recuperar en la etapa presente de la lucha de clases. Fuera de los estereotipos de camisetas, poster y demás mercancía de su imagen en el mercado de las multinacionales y las etapas de moda, es un deber de los y las comunistas el leer, estudiar e interiorizar la obra del CHE.

He aquí un pasaje para la reflexión – El cuadro revolucionario: “Es un individuo de disciplina ideológica y administrativa, que conoce y practica el centralismo democrático…. que practica el principio de la discusión colectiva y decisión y responsabilidades únicas, que su fidelidad está probada y cuyo valor físico y moral se ha desarrollado al compás de su desarrollo ideológico, de tal manera que está dispuesto a responder hasta con su vida de la buena marcha de la Revolución …. transmite lo que viene de la masa y le infunde lo que transmite el Partido … El cuadro como dirigente político debe ganarse el respeto de los trabajadores con su acción.” (El cuadro, columna vertebral de la Revolución – CHE Guevara 1962). “El Partido no puede vivir alejado de la masa, debe ejercer crítica y autocrítica y ser muy severo con sus errores… no debe basarse sólo en luchas contra algo sino también en lucha por algo … no puede cruzarse de brazos esperando las condiciones objetivas y subjetivas … la misión del Partido es crear todas las condiciones necesarias para la toma del poder” (CHE Guevara).

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

 

Ginés Saura