DESTACADO

Compartir

Ciertamente hemos tenido la posibilidad de hacerlo en otros espacios, pero entendimos que la ocasión merecía el esfuerzo de contar con un local referencial y con la comodidad necesaria para compartir unas intensas horas. Será a las 6 de la tarde y el motivo ya lo sabéis: Conmemorar el Centenario de la Gran Revolución de Octubre. Lo haremos el PCPE, su militancia; pero como la primera lección de Octubre es que la política de alianzas es imprescindible, estaremos nosotras y nosotros, pero también muchos otros compañeros y compañeras.

Camaradas del Partido y la Juventud desarrollarán diversos aspectos de la actualidad de Octubre. Encabezados por nuestro Secretario General, el camarada Carmelo Suárez, no dejarán, sin duda, de abordar ese otro gran aprendizaje de Octubre que es que sin la fusión del Partido Comunista con las masas y, en particular, con el movimiento obrero trasladándole y haciéndole partícipe del pensamiento y el análisis del Socialismo Científico, tampoco hay Revolución. Las condiciones objetivas pueden estar dadas y suficientemente maduras, pero sin esa unidad teórica y práctica antes mencionada, jamás podrán expresarse creativamente las subjetivas. Con el liderazgo de los y las bolcheviques y la luz magistral del genial Vladimir Ilich Ulianov, fueron las amplias masas obreras y campesinas quienes tomaron el Poder. Octubre fue una Revolución - comprendida en la totalidad de su significado - y por eso hizo temblar el mundo. Los y las comunistas organizamos la Revolución (otro aprendizaje) porque sabemos de la superioridad del Socialismo Científico y del papel creativo de las masas, pero no somos golpistas que nos creemos que nuestra capacidad individual puede suplir al papel de las masas o al de nuestros propios compañeros de lucha. Eso lo harán otros, incluso farsantes sin ética revolucionaria que se dicen comunistas, pero su obra nunca será revolucionaria.

Y como se trata de las masas y la consigna de actualidad es la Revolución, hablaremos de la lucha por la Paz y contra la guerra imperialista con la participación de los compañeros y compañeras del Tribunal Permanente contra la Guerra Imperialista. Serán ellos quienes no dejarán de trazarnos las imprescindibles líneas de trabajo unitarias que con la perspectiva final de la construcción del Socialismo, debemos recorrer de forma urgente para vencer al imperialismo. El Frente Antiimperialista forma parte de esa imprescindible lección de Internacionalismo que nos brindó la URSS a lo largo de sus más de 70 años de existencia y con la que en su complejidad táctica y estratégica debemos estar absolutamente comprometidos todas las organizaciones coherentes del Movimiento Comunista Internacional. A 100 años de Octubre y a 50 del asesinato del Che, impulsar la lucha por la Paz y el Internacionalismo Proletario es nuestro deber; desenmascarar a los farsantes y sectarios que la niegan, también.

Y las compañeras de las Residencias de Bizkaia, con sus más de 300 días de Huelga, serán las que, junto a otros colectivos obreros, nos aporten la energía y la importancia de la lucha obrera. Sin el liderazgo de nuestra clase, sin su protagonismo no solo no hay Socialismo posible, simplemente es que no hay futuro para la Humanidad. Socialismo o Barbarie, poder de la clase que todo lo produce o despotismo de una clase, la burguesía, cada día más parasitaria y violenta. Ellas son un ejemplo y con ellas sentiremos la fuerza que nos da la unidad consciente del movimiento obrero.

Y para finalizar la cultura, la nuestra, la que generamos a contracorriente todos los días y que se enfrenta como grieta capaz de tumbar sus palacios, a la que producen ellos (la burguesía) y que cada día se nos hace más difícil calificarla de tal.

Una Jornada imprescindible porque compromiso, entusiasmo y cariño siempre es un coctel apetecible