Compartir

Los y las comunistas siempre hemos defendido el derecho a la autodeterminación de los pueblos, y concretamente el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán. Derecho inalienable y democrático, y por tanto, no sujeto a restricciones.

Ningún proceso político y social es ajeno a la lucha de clases, el proceso independentista catalán tampoco. El independentismo, a pesar de tener el apoyo de amplias masas populares y trabajadoras, en su elaboración del proceso soberanista responde a los intereses objetivos de la fracción dominante de la burguesía catalana. Lo mismo podemos decir del bloque unionista respecto la oligarquía central. La burguesía catalana apuesta por el Eje del Mediterráneo (para conectar Europa con África), mientras la burguesía centralista apoya el Eje Central (que pase por Bilbao, Madrid y Sevilla, en lugar de la costa).

El proyecto independentista catalán se basa en la formulación de un proceso constituyente que lleva indudablemente a Cataluña a su integración en las estructuras imperialistas de la Unión Europea y la OTAN. Estructuras imperialistas enemigas de los pueblos y de la humanidad.

Las fuerzas unionistas representan el proyecto del régimen monárquico del 78, heredero directo de la dictadura fascista e igualmente comprometido con el imperialismo europeo y atlantista.

Las terceras vías, y concretamente las representadas por la nueva socialdemocracia de PODEMOS y los Comunes, sólo plantean una regeneración del capitalismo español y catalán sin cuestionar las bases del sistema ni los pilares fundamentales sobre el que se sustenta (monarquía, UE y OTAN).

Se asume el hecho de que nunca se presentará por parte del Gobierno español ni catalán una propuesta real de Referéndum para la autodeterminación de los pueblos. En este sentido no nos podemos posicionar ni a favor del SI ni a favor del NO. Ambos gobiernos defienden a la OTAN, el Euro y la Unión Europea. Ningún gobierno defiende la soberanía ni de Cataluña ni la del Estado Español. Ninguno de estos gobiernos burgueses defiende los intereses de la clase obrera y los sectores populares. Todos los caminos llevan a la misma salida: capitalismo, dictadura de la burguesía e imperialismo.

Los y las comunistas catalanes no podemos llamar a la clase obrera a seguir ningún camino ajeno a sus intereses objetivos, que no son otros que la conquista del poder obrero y la salida inmediata de las estructuras imperialistas, para construir un nuevo marco de relaciones fraternales con el resto de pueblos del mundo basado en el respeto a la soberanía.

Nuestra propuesta a la clase obrera y sectores populares es la de construir una República Socialista de carácter confederal, basada en la unión libre de pueblos. Esta propuesta no entra en contradicción con el ejercicio de un derecho democrático como el de autodeterminación. Entendemos que el pueblo catalán tiene el derecho incluso de proclamar su independencia, si éste es el deseo mayoritario, y al mismo tiempo decimos que una Cataluña independiente debería tener el derecho a confederarse con el conjunto de pueblos y naciones del Estado si ésta fuera su decisión.

Los y las comunistas del PCPC y J-PCPC, no podemos llamar a la clase obrera y los sectores populares catalanes a que sigan banderas que le son ajenas, tampoco le podemos decir que renuncie a ejercer un derecho que le es inalienable como pueblo. La clase obrera no ganará nada con las diversas propuestas de modelo de Estado que ofrece la burguesía española y catalana. La única salida es la Revolución. Por el Poder Obrero y el Socialismo-Comunismo.

El PCPC y J-PCPC llamamos a la clase obrera catalana y los sectores populares a defender sus intereses como clase oprimida y recuperar su espacio político. Llamamos a la clase obrera y los sectores populares a organizarse contra el sistema de explotación capitalista. Al mismo tiempo llamamos a defender el derecho a la autodeterminación y acudir masivamente a las urnas, pero pedimos un voto de protesta en forma de VOTO NULO con una papeleta con las siguientes consignas:

¡POR UNA REPÚBLICA SOCIALISTA DE CARÁCTER CONFEDERAL!

¡POR UNA REPÚBLICA CATALANA FUERA DEL IMPERIALISMO: SALIDA DE LA OTAN, DE LA UE I DEL FMI!