Compartir

Días atrás mantenía una conversación con un vecino. Nos maravillábamos de cómo es posible que se  siga teniendo fe en  las democracias representativas burguesas.

Otra maravilla, nos decíamos, es la capacidad de los medios masivos de desinformación para domesticar a la "peña" en general y a la clase obrera en particular. Medios  que son armas-monopolio del capital en la etapa imperialista, oligopolios del cinismo y la perversión.

Con mi vecino, inspeccionábamos algunas de sus artimañas. Para denigrar utilizan términos como "régimen".  El de la República Popular de Corea,  Siria, Venezuela, Cuba,…… Frente a estos, las pulidas democracias, USA. -ejemplo de democracia perpetua- Francia, Gran Bretaña,……e, incluida en el mismo podrido paquete, Arabia Saudí, modelo eminente de  democracia. En Arabia Saudí, de dulce exquisitez democrática, las mujeres gozan de la libertad de no conducir coches. Lo hacen, al parecer, porque luchan contra el cambio climático y, así, hay menos contaminación.

Los medios masivos nos "informan" de que los   regímenes están dirigidos  por dictadores a los que todo su pueblo odia. El ejemplo más claro, el de Fidel Castro.

Por el contrario   las cándidas y honestas y perfectas  democracias,  están increíblemente bien dirigidas por gobernantes surgidos de las mismas entrañas del pueblo. Los medios nos predisponen tan excelentemente  que nunca nos preguntamos porqué  todos los presidentes USA proceden de la oligarquía yanki. Sistemáticamente, todos son millonarios. O, en nuestro país, sin tanto  descaro explícito de clase,  no   preguntamos, quizá   desconozcamos,  por  qué el 95% de los parlamentarios, de izquierda y derecha, poseen carrera universitaria y procedencia masiva pequeño-burguesa. Se produce una inversión de la realidad social en la cual la inmensa mayoría pertenece a la clase trabajadora.

Los denostados regímenes son malos porque sí. Si tú y yo sentimos lo que dicen que hace Corea del Norte automáticamente le deseamos todo mal (precisamente  lo que pretenden). Corea amenaza la paz mundial. Tú y yo deberíamos preguntarnos ¿cómo es posible? Un país pequeño, sometido a un tiránico y criminal bloqueo por   el imperialismo, es un país agresivo, provocador y matón. Los USA no amenazan paz alguna;  el país que dispone de millares de cabezas nucleares, cientos de bases militares, alguna   en España,   y participa y organiza guerras en decenas de países   no amenaza la paz. Según estos medios, no.

Los malhadados regímenes son, además, provocadores. Provocan si realizan prácticas militares. Si las realizan Francia, la seráfica  Israel o Usa. son placenteros   experimentos científicos. Provocan también si se les ocurre que el pueblo decida  otorgarse  una  Asamblea Nacional Constituyente.   Se devalúa la "democracia". Tú y yo debemos preguntarnos ¿cómo es posible devaluar la democracia cuando el pueblo se dota de un elemento más colectivo, democrático y participativo? ¿Y   si no nos dicen la verdad estos medios?.  

Los  cínicos medios masivos están para impedir que   seamos capaces de plantearnos esas y otras muchas preguntas: La corporación entera, los consejos  de dirección y los de redacción, los redactores y presentadores (estos últimos también. No se diga que simplemente hacen su trabajo  por comer. Si trabajan por comer, que lo hagan limpiando el fondo del mar, o busquen    trabajo   en un  centro de servicios   o algo así.   Que no llamen trabajo a ser aplicados  mercenarios de la no-noticia -según Ángeles Diez-, de la  difamación y   la mentira empedernidas al servicio de los explotadores). Todos reeditan una segunda historia universal de la infamia.

La conversación de vecinos  fue larga, pero muy provechosa; en definitiva, llegamos a las conclusiones siguientes: La clase debe aprender a responder adecuadamente a sus   intereses.  Los medios cínicos sirven para engañar.  Denunciar y agitar es actividad a desarrollar por la militancia comunista: En los centros de trabajo; en las  diversas instancias y articulaciones sindicales; en los organismos unitarios, cuos y similares; en los conflictos de las masas trabajadoras. La actividad comunista  debe encaminarse a ligar la vivencia concreta de la clase en su  ámbito -conflictivo o no-   con datos y denuncias que penetren su conocimiento y eleven su conciencia y posición de clase, ya sean  sociales, políticos, culturales, etc., y  locales o mundiales.

Esa actividad comunista   hay que ejercerla  diariamente, sistemáticamente.       

Si lo hacemos, podremos ver a la clase trabajadora haciendo maravillas por su emancipación,  hacia la sociedad comunista.

Julio Mínguez