Compartir

(…) Ahora pasados seis decenios, podemos valorar más profundamente aún y analizar la importancia histórica de la unificación voluntaria de más de cien naciones y etnias en el marco de la URSS. Sólo el socialismo es capaz de tal conquista histórica universal.

Sólo el socialismo, por vez primera en la historia de la humanidad, fue capaz de tender puentes entre naciones, idiomas y culturas. Estos puentes se apoyaban no en la violencia, la opresión y la agresión, sino en la participación voluntaria, la cooperación en pie de igualdad, el apoyo recíproco y el afán de lograr la igualdad asistiendo al más débil.

La creación de un estado multinacional de esta clase hubiera sido imposible sin el triunfo de la Revolución de Octubre, sin la toma del poder por la clase obrera y sus aliados, sin el derrocamiento revolucionario de las clases dominantes que existían a costa de la explotación de los pueblos que hoy forman la Unión Soviética, sin la enérgica lucha de los bolcheviques por la unificación, sin la teoría leninista sobre las naciones que se conformó en los debates.”

* Discurso del Camarada Harilaos Florakis (Secretario General del CC, del KKE) en: “El 60ª Aniversario de la URSS. Saludos extranjeros.”. Recopilación de textos del 30 de Diciembre de 1982, editado en Progreso (1983).

Podemos decir con gran claridad que nuestros y nuestras camaradas fundadores y fundadoras de nuestro Partido, poco tiempo antes de crearse el PCPE, mandaron un saluda al Presidium del Soviet Supremo de la URSS. Los documentos editados, en la entonces editorial moscovita Progreso, certifican nuestra presencia, frente a la ausencia de los “carrillistas” y “eurocomunistas” del PCE, durante los actos de celebración del 60ª Aniversario de la creación del primer estado socialista multinacional aquel 30 de Diciembre de 1982, bajo el mandato del camarada Yuri Andropov en el nombre del Comité Central del PCUS.

En estos tiempos de oportunismos varios, debemos afirmar en voz alta en cualquier rincón de las nacionalidades que conforman España, que somos la única organización marxista – leninista desde Enero de 1984 que enarbola con orgullo la bandera y los principios revolucionarios del centenario de la Revolución de Octubre. Somos los y las comunistas del PCPE: “los y las prosoviéticos y prosovéticas”. Precisamente, por ese mismo motivo, somos los herederos directos en el Estado Español de seguir difundiendo y enseñando el legado histórico que supone la Unión Soviética, de la que nunca hemos renegado ni en los peores tiempos con las tesis de Francis Fukuyama y el fin de las ideologías hace 25 años, cuando el señor Boris Yeltsin y su banda creaban la Comunidad de Estados Independientes (CEI) , tras arriar la bandera de la URSS en el Kremlin aquel 25 de Diciembre de 1991 y destrozar de golpe y plumazo el sueño de millones de obreras y obreros del mundo.

Nos resulta muy curioso el observar a todos los grupos nacionalistas de la burguesía vasca y catalana que recurren a términos políticos nuestros como la “autodeterminación de los pueblos” amparándose curiosamente en los movimientos más reaccionarios que existieron en la Europa Contemporánea para destruir a la propia URSS, como fueron las famosas cadenas humanas de las Repúblicas Bálticas en 1990, que tanto gustan a los anticomunistas Puigdemont y a los Ortuzar de turno...

Tampoco dejamos de recordar aquellas exposiciones itinerantes de la izquierda abertzale en 1991 en las que se vanagloriaban de la Independencia de las 15 Repúblicas que constituían la URSS y ahora son los más pro Rusia de Putin con el tema de Crimea, Donetsk y Lugansk en Ucrania, etc. etc. Sólo hay que pensar en aquellas pegatinas en las que decían en la década de los ochenta: “Ni OTAN, ni Tratado de Varsovia; Ni bases Yankies, ni bases soviéticas...” Estamos convencidos que nunca leyeron de verdad, ni con profundidad los trabajos del camarada V.I.Lenin editados en Progreso en sus Obras Escogidas en 12 volúmenes, ni sus Obras Completas en 52 libros que tanto circularon por las sedes de ADAMIHS.

Los y las comunistas desde la toma del Palacio de Invierno en Petrogrado aquel 7 de Noviembre de 1917, trabajaron para la creación de lo que aquel 30 de Diciembre de 1922 se constituyó como URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Junto a la liberación de clase, la cuestión nacional. De ahí la labor histórica del PCUS para acabar con el Imperio Zarista de la dinastía Romanov en Rusia y su cárcel de pueblos, bajo el águila bicéfala que tanto usan los nuevos dueños del kremlin desde Agosto de 1991...

Desde la creación de la primera Constitución Soviética en 1918, a las tres Constituciones de la URSS de 1924, 1936 y 1977, todo su objetivo principal fue fortalecer el Socialismo. La división administrativa territorial se puede ver muy bien en la última Constitución aprobada aquel 7 de Octubre de 1977 en los tiempos del camarada Leonidas Ilich Brézhnev.

La URSS, Estado Federal:

Artículo 70. La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas es un Estado multinacional, federal y unido, configurado en base al principio del federalismo socialista y en virtud de la libre autodeterminación de las naciones y de la asociación voluntaria de las Repúblicas Socialistas iguales en derechos.

La URSS encarna la unidad estatal del pueblo soviético y agrupa a todas sus naciones y etnias para edificar conjuntamente el comunismo.

En los filmes antisoviéticos y anticomunistas, siempre tienden a llamar a la Unión Soviética como Rusia y a los soviéticos y soviéticas como rusos y rusas... Un claro ejemplo es James Bond y Desde Rusia con amor...

Ese desconocimiento intencionado no es casual, para hacer olvidar que la URSS consiguió ser la primera patria socialista del proletariado mundial donde todos los pueblos poseían su propia organización estatal. Esta Federación Socialista de 22,4 millones de kilómetros cuadrados, con Capital en Moscú, y con 278,7 millones de habitantes a fecha de 1986, estaba compuesta de 15 Repúblicas Federadas, 20 Repúblicas Autónomas, 8 regiones autónomas, 10 comarcas autónomas y 128 territorios y regiones.

Recordemos las 15 Repúblicas Federadas que conformaban la URSS:

República Socialista Federativa Soviética de Rusia, R.S.S de Ucrania, R.S.S de Bielorrusia, R.S.S de Uzbekia, R.S.S de Kazajia, R.S.S de Georgia, R.S.S de Azerbaidzhán, R.S.S de Lituania, R.S.S de Moldavia, R.S.S de Letonia, R.S.S de Kirguizia, R.S.S de Tadzhikia, R.S.S de Armenia, R.S.S de Turkmenia, R.S.S de Estonia.

La URSS fue un ejemplo de convivencia de los pueblos bajo el Socialismo, y uno de sus mayores esfuerzos fue en difundir todas las culturas existentes, llegando a tener más de 130 lenguas, donde el ruso se convirtió en el idioma de la amistad y comprensión mutua. La igualdad de todas las lenguas nacionales fue un principio fundamental en la Constitución Soviética, donde cada ciudadano y ciudadana tenía derecho a hablar, educar e instruir en su lengua materna.

Podemos decir que la Unión Soviética fue el primer y único país del mundo en el que bajo el Socialismo se creó un sistema de convivencia universal entre los pueblos, y donde su estructura estatal contaba con dos cámaras dentro del Soviet Supremo: El Soviet de la Unión y el Soviet de las Nacionalidades.

Para finalizar queremos remarcar que en el País de los Soviets surgió un fenómeno histórico, esto es, una nueva comunidad histórica, el pueblo soviético.

Es el testimonio de que la política nacional leninista siempre ha sido defendida por las organizaciones prosoviéticas, como el PCPE, que siempre apoyaron el Internacionalismo Proletario y la Autodeterminación de los Pueblos, como bien puso en práctica la Unión Soviética, no sólo en su país, sino en Afganistán, Cuba, Vietnam, Mongolia, Corea del Norte, Angola, Mozambique, la España republicana del Frente Popular, etc, etc...

“Los soviéticos tienen toda la razón al sentirse orgullosos de que una de las mayores realizaciones del socialismo es la unidad sociopolítica e ideológica de nuestra sociedad. “Durante los años de construcción del socialismo en nuestro país – decía el camarada Leonid Ilich Brézhnev - surgió una comunidad histórica humana, el pueblo soviético. En el trabajo conjunto, en la lucha por el socialismo y en los combates para defenderlo nacieron nuevas relaciones armónicas entre las clases y los grupos sociales, naciones y pueblos: relaciones de amistad y colaboración. Nuestras gentes están estrechamente unidas por la comunidad de ideología marxista - leninista y de los elevados objetivos de la edificación de la sociedad comunista.”

*Yuri ANDROPOV: Discursos y Artículos Escogidos. (1984)

Ángel Comonte