Compartir

 

Conversamos con Juan Barrera, 17 años en la estiba y delegado sindical de larga trayectoria, trabajador en un puerto que se encuentra entre los cinco con mayor movimiento de contenedores, el de Santa Cruz de Tenerife.

-La importancia estratégica de la estiba, ¿cuánto dinero mueven los puertos y qué papel tienen los estibadores?

Las cifras económicas relacionadas con los puertos son mareantes. Tengamos en cuenta que los puertos del estado español mueven del orden de los 200.000 millones de euros al año lo que viene a ser el 20% del P.I.B. español. Si a ello añadimos lo que significa el trasiego del 99% de las mercancías que entran y salen del territorio podremos entender la importancia estratégica que tienen los puertos del estado en nuestra economía.

-Sector estibadores, como sector potente de la clase obrera, (importancia histórica de la estiba en las luchas estatales y de Canarias/Tenerife)

Hay que tener en cuenta que allí donde hubiera un río o un mar y a él asociado trasiego comercial, había un grupo humano dedicado y especializado en la carga y descarga –estiba y desestiba- de las mercancías en los barcos, pues, ayer como hoy, una buena disposición de las cargas era y es sinónimo de seguridad en la singladura.

Somos un colectivo que está presente en la sociedad desde tiempos muy remotos. Podemos encontrar referencias en papiros de tiempos del faraón Keops –hace unos 4500 años-, cuyos escribas ya definen al colectivo estibador como organizado y exigente, o más próximo a nuestros tiempos, los Bastaixos del puerto de Barcelona muestra de colectivo altamente organizado de la ciudad Condal entre los siglos XIII y XV quienes sufragaron, bien con su dinero o bien con su trabajo su propia basílica -Santa María del Mar-. Este hecho está en clara contraposición a la catedral que por aquellas mismas fechas también se estaba construyendo y que estaba asociada a la monarquía, a la nobleza y al alto clero, lo que denota, ya, un cierto espíritu revolucionario y contestatario.

Canarias, como importante enclave en las rutas transoceánicas entre el continente europeo y americano, ha contado siempre con puertos de importancia histórica donde los estibadores han desarrollado su labor, labor que ha repercutido en la economía de nuestra sociedad ya fuera como puesto de entrada del tráfico “cautivo” – el consumo interno- con del tráfico de trasbordo – el que está de paso a otros puertos-. Pero es a mediados del siglo XIX y principios del XX cuando los puertos canarios experimentan un importante crecimiento en sus movimientos y anexo a este hecho se desarrolla un crecimiento del proletariado urbano, se crean además las primeras asociaciones obreras y comienza a crecer así una incipiente conciencia de clase y la idea de unir a todos los trabajadores, no solo en los muelles, y defender sus derechos frente a las agresiones de una poderosa burguesía que crece en poder tanto como lo hacen los puertos. Señalar que desde siempre la actitud del estibador canario, como obrero, ha sido y es la respuesta organizada y solidaria, no solo para los trabajadores de los puertos sino que también para otros movimientos obreros o ciudadanos que reclamen o necesiten nuestra ayuda.

Es indudable que los estibadores somos uno de los últimos bastiones que le quedan a la clase obrera como colectivo combativo, de ahí las múltiples agresiones que venimos sufriendo a lo largo de la historia.

-Origen de las buenas condiciones laborales que poseen el sector de los estibadores.

El origen de la mejora de las condiciones del trabajo como estibador se gesta con la organización del colectivo no solo a nivel local, sino que somos capaces de entender que el futuro de la lucha y de la consecución de los logros está en la estatalización e internacionalización de la unidad de respuesta. La imagen de un histórico de la estiba canaria como fue Paco Ramos, hablando a los estibadores de Liverpool durante las huelgas de los años 80, es el ejemplo más claro de lo que representa el inicio de la organización de los estibadores como colectivo unido mundialmente e infranqueable para la burguesía y sus pretensiones. Este es el verdadero origen de la mejora en las condiciones laborales del colectivo, la lucha organizada, por tanto, nadie nos ha regalado nada y menos aún la burguesía.

-Recorrido histórico de la organización de la estiba en los puertos (cómo ha ido variando).

La historia de las labores de estiba y desestiba en los puertos está muy ligada a las revoluciones industriales y tecnológicas que han acontecido en la sociedad. Hemos pasado del trabajo absolutamente manual donde grandes cuadrillas –manos- de estibadores descargaban y cargaban las mercancías unidad a unidad hasta llegar a la mecanización –rudimentaria en principio y más avanzada después- y el contenedor, hechos que han ido “suavizando” y facilitando la labor del estibador pero que como contrapartida han ido reduciendo el número de trabajadores necesarios para la realización de dichas labores lo que ha supuesto la paulatina reducción de las plantillas y a su vez la magnitud proletaria a la hora de “combatir” nuestros derechos. El futuro es este aspecto se presenta muy incierto por la alta automatización de las labores de estiba, en estos momentos ya hay puertos en el mundo que funcionan con un número muy residual de estibadores que han sido sustituidos por máquinas automatizadas que realizan sus labores sin personal.

-¿Cómo se organiza la representación de la estiba, tanto a nivel estatal como internacional? ¿es mayoritario el sindicalismo de clase en la IDC (internacional de la estiba)?

En España se organiza a través de los sindicatos afines a La Coordinadora y los que no lo somos en este segundo grupo estarían sindicatos tales como UGT, CC OO, ELA, LAB, etc. hasta llegar al ASOC segundo sindicato en liza en el puerto de Tenerife y primero como sindicato de clase.

Si una organización sindical es capaz, el mismo día y en el mismo comunicado, de apoyar a la estiba española en su proceso de privatización, fomentada desde algunos sindicatos, y a la francesa en su defensa contra la privatización ¿podríamos decir que cuenta con mayoría de sindicalismo de clase?

-¿Qué estibas, en el estado e internacionales, están más movilizados?

En el estado español tenemos como ejemplo de estiba combativa a los compañeros del puerto de Valencia que destacan del resto por su convicción y decisión a la hora de defender sus derechos a la vez que es de las más castigadas por la patronal por encontrarse, su puerto, en un lugar estratégico. Del panorama internacional, quizás, Francia se muestra como la estiba más combativa y reivindicativa.

-¿Qué supuso la entrada en la UE para la industria y el transporte en los puertos del estado?

La entrada en lo que sigo viendo como la antigua CEE (Comunidad Económica Europea) pues eso de la UE no es más que un eufemismo para maquillar el fin máximo de este ente que era y es la creación de un mercado único al servicio del gran capital, ha traído consigo para la estiba y los puertos de España en particular, todos los males del liberalismo más salvaje y por encima de todo, poner en la mira de este gran capital a cualquier colectivo organizado y contestatario que se oponga a el mandato de las multinacionales, verdaderos patrones de los órganos de la UE. Como no podía ser de otra manera la estiba no iba a ser una excepción y también hemos sido y somos el blanco de todas las acciones liberalizadoras que encargan a la unión desde estos supra-entes del capital

- ¿Qué suponen los cambios que exige la UE en la estiba y desde cuándo se conocen estas intenciones?

Los cambios que exige la CEE a la estiba en España y en Europa son aquellos que buscan desactivar a nuestro colectivo troceándolo y vendiéndolo a la patronal y sus diferentes empresas con la intención de abrir el mercado laboral de la estiba a la precariedad, los bajos salarios, la inseguridad en aras al aumento desmesurado e inmoral de las plusvalías para las navieras y multinacionales de la mercadotecnia económica.

Las primeras andanadas “serias” de la UE, nos viene en el año 2003 con el intento de la aprobación de una directiva europea sobre el trabajo de estiba que pretendía liberalizarla por completo, algo que no logro tampoco en el 2006 gracias a la respuesta de los estibadores de todo el mundo que nos dimos cita en Estrasburgo, para exigir la retirada de esa directiva la cual al final, después de 2 votaciones, fue rechazada.

- Después de la derrota del decreto en el Congreso de los Diputados, el PP sigue insistiendo en aprobarlo, contraponiéndolo a las graves multas de 135.000 euros diarios que la UE impone si no se aprueba esta directriz ¿Crees que está normalizado el carácter dictatorial de esta medida y la naturaleza real de la UE, al servicio de la patronal y las multinacionales? ¿Crees que la UE es reformable para la clase obrera?

Tengamos en cuenta que la UE nace de un lavado de cara de la CEE y en esencia la UE no es más que eso un producto descafeinado y adulterado con el que pretenden “colarnos” la verdadera naturaleza de este ente que no es otro que una economía capital liberalista. La UE ha sido sacudida hasta cimientos cuando ha tenido que comportarse como lo que no es y solo hay que ver el trato que da a la crisis de los refugiados trato que responde a una obvia saturación de mano de obra esclava que alberga en su seno. La UE solo obedece al capital y sus estructuras no están pensadas para defender los derechos de los ciudadanos y por tanto del proletariado, para la UE solo somos consumidores de productos manufacturados por mano de obra esclava ya sea dentro de esta o fuera de la misma y como tal nos trata.

Solo hay una forma de reformar el proyecto de la UE y ello es por medio del “asalto” del proletariado a las estructuras de poder de la misma ya sea dentro de ésta o a través de los diferentes estados miembros, no hay otra forma de hacerla útil a la clase obrera.

-- El debate se está generando en torno a más o menos liberalización, pero asumiendo por ambas partes la desregulación del sector.¿Crees que los trabajadores del sector son conscientes de la profundidad del problema de la liberalización?

En absoluto. Los estibadores como gran parte de la clase trabajadora, viven momentos de “desactivación” proletaria gracias a la reprogramación que ejerce los medios de presión bajo el mandato de los grupos mediáticos pseudoinformativos y el aporte del sindicalismo amarillo. La instauración de la “clasemediatismo” también está haciendo mella en la estiba convirtiéndonos en parte de esa clase obrera “troceada” que se enfrentan unos a otros en tanto y en cuanto algunos sean más eficaces en la consecución de sus reivindicaciones esta diferenciación hace que muchos se vean atraídos por los cantos de sirena que los llevan directos a las fauces del capitalismo liberal dando por buenos sus postulados y renegando de su verdadera condición de clase.

-¿Cómo se ha gestionado el conflicto?

En mi modesta opinión la respuesta al actual conflicto de la estiba se ha gestionado sin una convicción clara de cuál era el camino a seguir. Nuestras acciones pasadas, basadas en unas premisas que no se sostenían y no beneficiaban al proletariado, han dado como resultado un futuro, ahora presente, que nos aboca a la liberalización del sector con todo lo que ello acarrea. Creo que las acciones que tan buenos resultados han dado actualmente, han llegado fuera de plazo y podrían haber constituido el pilar base para mantener el servicio de estiba como un servicio público por el interés que tiene para el estado y los ciudadanos que las multinacionales no se hagan con el control de entrada y salida del comercio español.

-¿Cómo crees que es necesario abordarlo? (Pedir opinión aquí de la suspensión de las jornadas de huelga de manera permanente, y el abordaje mediante pacto social, asumiendo la imposición de la UE)

Conciencia de clase, compañero, ese sería el factor determinante para abordar el problema de la estiba. SI entendemos que somos obreros con una alta capacidad organizativa y de respuesta y entendemos a su vez que desarrollamos nuestra labor en un sector clave de la economía del estado, entenderemos que somos un objetivo prioritario para el gran capital y la burguesía es por ello que defender nuestros derechos a una estiba publica es defender los derechos de una ciudadanía incluso, que paradoja, los derechos de las PYMES, por tanto la forma de abordar este problema es utilizar las herramientas que tan buenos resultados nos dieron antaño y que ahora son mirados como soluciones extremistas y hasta reaccionarias. La actitud pactista y “pacifista” donde incluso oyes a representantes sindicales diciendo cosas tales como: “Las huelgas se convocan para no llevarlas a cabo”, son las que dan alas a la liberalización y si estas alas te las da unos de los colectivos obreros más combativos que existen actualmente en el mundo, puedes imaginar que estamos espoleando a “la bestia”, no solo contra los estibadores si no que contra otros colectivos también.

Los trabajadores/as deberíamos levantarnos todos los días recitando esta mantra: Soy un obrer@ y pertenezco a la clase trabajadora, sería un buen principio, para abordar la defensa de nuestros derechos.

-Conoces el proyecto de los CUO (Comités para la Unidad Obrera)?

Si, y me parece un interesante proyecto para recuperar la conciencia de clase del proletariado devolviéndonos a la realidad que no es otra que eso de la clase media no existe en un invento del capital para dividirnos, somos obrer@s, somos proletari@s y esa es la única realidad que prevalece.

Francisco Valverde