Compartir

Muchas no son las sorpresas que nos íbamos a encontrar en el panorama electoral en el País Vasco; teniendo en cuenta los millones de euros de dinero público que se han gastado los seis partidos oficialistas a los que durante dos semanas se les ha ofrecido de todo desde los medios de comunicación estatales: EITB, RTVE, o en los privados: Grupo Correo, Vocento, Deia... Aun teniendo todo a su disposición, como era el reparto de carteleras, y anuncios en las paradas y transportes urbanos, sigue existiendo un 38% de abstención, que indica que no es la vida real lo que nos están contando desde las organizaciones burguesas (PNV, PSE,PP, Ciudadanos) y pequeño burguesas (Bildu, Elkarrekin - Podemos) que se denominan de izquierda de cara a la galería; aunque luego apoyen a la UE con sus declaraciones en favor de Syriza y el PIE (Partido de la Izquierda Europea), dejando con claridad ideológicamente hablando, que ellos no están en el proyecto revolucionario de todos los partidos que conformamos tanto el PCPE como el KKE entre otros la Revista Internacional y la Iniciativa de Partidos Comunistas.

No han tenido ningún tipo de remordimiento en realizar todos ellos realities shows en programas donde aparecían mostrando sus bondades y cualidades, a lo que podríamos denominar como la nueva tiranía mediática de los campechanos/asy cómo esto les ha debido parecer poco en algunos casos concretos nos han intentado incluso acaparar nuestras carteleras del EK-PCPE, además de arrancarnos con saña nuestros carteles. (Parece ser que esas comidas en grupo les han venido muy bien para seguir haciendo pactos a futuro, mientras les fotografiaban y maquillaban para salir todos los días en los diarios).

Nuestro trabajo en campaña ha sido como siempre hacemos los y las comunistas, que es seguir difundiendo nuestros lemas y carteles de agitación y propaganda en las zonas urbanas y barrios obreros de la Margen Izquierda, Zona Minera y el Gran Bilbao; así como Uribe Kosta y la zona del Duranguesado. Y los resultados, dentro de nuestra modesta intervención, han sido satisfactorios al pasar de 442 votos en 2012 a los 461 actuales. Coinciden estos mismos en las zonas que hemos trabajado, y que precisamente es donde se encuentra nuestra militancia y simpatizantes. También debemos analizar los altos índices de abstención de los barrios obreros donde en algunos casos se supera el 40%.

Nuestra labor de difusión del ideario marxista leninista del PCPE sigue día a día y nos enorgullecemos cada vez más de nuestro lema de campaña: Sobran los capitalistas. Todo para la clase obrera.”

Precisamente la ocultación y el olvido de la situación de la clase obrera vasca, se ha podido observar en estos días postelectorales, donde las declaraciones de los líderes oficiales son muy llamativas. Pretenden convertir el país en una especie de “Arcadia feliz, donde la lucha de clases según ellos tiene menos fuerza que una galleta remojada en café con leche…” (Parafraseando a Roberto Saviano en “Gomorra”).

Por ejemplo el caso de Andoni Ortuzar es irónico, cuando señalaba desde la sede central del PNV, aquello de “En Euskadi combatimos el paro y la precariedad”; cuando la realidad a fecha de hoy son los altos índices de desempleo con más de un 25% en la Margen Izquierda, o la campaña de acoso y amenazas de despido a las más de 7.000 trabajadoras del sector de Residencias en Bizkaia que están en lucha con una huelga de dos semanas, que puede convertirse en indefinida en muy poco tiempo, a la par que los 18 educadores del Museo Guggengheim - Bilbao que están a punto de ser despedidos.

También nos llaman la atención algunas palabras desde ciertas organizaciones de “izquierda” como el señalar que: “Ahora pueden hacer un gobierno progresista con el PNV…” . Parece ser que una multinacional vasca como Iberdrola, donde parte de sus consejeros de honor vienen de México, con presidentes corruptos y represores como Salinas de Gortari o Zedillo, a los que se homenajea en el mismo Bilbao a ritmo del “Me voy” de Julieta Venegas; pueden generar “progresismo” a la clase obrera en Euskal Herria y en el resto de pueblos de España.

Por estos motivos y muchos más, podemos seguir diciendo bien alto que, hoy más que nunca, los obreros y obreras vascas tienen que organizarse en las filas del PCPE, para seguir luchando por todos los objetivos revolucionarios de clase y de liberación de los pueblos, que sólo llegará como decía V.I. Lenin con el “Socialismo”.

Hasta la victoria siempre!”

EK-PCPE