Compartir

Avanzar en la construcción del Partido exige clarificar nuestra táctica y estrategia para fortalecer la alianza social destinada a la toma del poder político  (cuestión desarrollada en nuestro X Congreso),  así como la elección del Comité Central que dirigirá “el Estado Mayor de combate del proletariado”.

 

La  crisis por la cúspide del capitalismo (deterioro del bipartidismo, corrupción, deslegitimación de las instituciones y la Corona, cuestionamiento del modelo territorial) y su proceso de regeneración política , Segunda transición, ha generado un escenario político  para la lucha de masas muy dinámico y complejo que exige al Partido del temple y firmeza ideológica para no ser arrastrado por la fugaz estela de las de la reivindicaciones de las capas medias y de la pequeña burguesía que pretenden un capitalismo más redistributivo sin cuestionar la propiedad de los medios de producción.

El periodo que se inicia tras el X Congreso vendrá determinado por el tipo de gestión del gobierno del capital de turno. Sin duda, un gobierno PSOE-Podemos clarificaría a la clase obrera y los sectores populares las falsas ilusiones generadas en estos últimos meses.

En todo caso, nuestro Comité Central tendrá que ser capaz  de desarrollar sus objetivos en las más difíciles condiciones para conformar el bloque revolucionario articulando las diferentes expresiones de esta alianza social entre la clase obrera y sectores populares. Un movimiento obrero  combativo y con unidad de clase, el desarrollo de comités populares en nuestros barrios que sean cuarteles generales de la lucha de masas contra el capitalismo, al que se unen diferentes expresiones contra la dictadura de los monopolios como son los sectores de autónomos y campesinado, la mayor organización de la mujer trabajadora, así como un movimiento amplio contra la guerra imperialista son los ejes fundamentales que tendrán que ser desarrollados por el nuevo Comité Central del PCPE.

El Comité Central elegido en el X Congreso, como máximo órgano de dirección entre congresos, agrupa a mujeres y hombres implicados en la construcción del Partido leninista y la lucha contra el eurocomunismo y sus vestigios actuales, así como militantes comprometidos con las luchas obreras y populares en la actualidad.

Comunistas que participaron  en diferentes estructuras partidarias contra la deriva del carrillismo y en los procesos de unificación comunista que dieron como nacimiento al Partido Comunista de los Pueblos de España.  Militantes que desafiaron la avalancha y la guerra ideológica tras la caída del campo socialista en Europa y que defendieron la causa socialista apoyándose en las experiencias de construcción del socialismo y que  mantuvieron la bandera del comunismo contra el capitalismo y el imperialismo.

Nuestro Comité Central es espejo de la clase obrera y los sectores populares: mineros, parados, operarias, trabajadores por cuenta propia,  administrativos, profesoras,… Militancia comprometida con el sindicalismo combativo y por la constitución de Comités para la Unidad Obrera.

Militancia que luchan contra el capitalismo y por la emancipación de la mujer trabajadora. Militancia que ponen al descubierto las contradicciones de la guerra imperialista y son expresión máxima del internacionalismo proletario.

Un nuevo Comité Central en el que participarán muchos jóvenes cuadros que promocionaron de los CJC,  aportando su experiencia militante en su paso por la escuela de comunistas que es la Juventud Comunista.

Un último párrafo es de obligado reconocimiento para la militancia del PCPE que a través del trabajo en células y órganos territoriales hacen posible que las orientaciones de nuestro Comité Central sean llevadas a cabo con la máxima disciplina a todos los barrios populares y centros de trabajo a lo largo de todo el estado. Sin la militancia comunista que cumple  las directrices del Comité Central no habría “el Estado Mayor de combate del proletariado”. ¡¡ Ocupemos el puesto de combate que nos asignó el Partido!!

Carlos Arribas

 

 

Carlos Arribas