De las falsas ilusiones a las pugnas por sillones.

“No juzguemos a los hombres por el brillo del uniforme que ellos mismos se han puesto, ni por el sobrenombre pomposo que a sí mismos se dan, sino por sus actos y por la clase de propaganda “que llevan a la práctica.

Lenin, qué hacer

La situación del reformismo de nuevo tipo en Cantabria no deja de sorprendernos ni a los que nada esperábamos de él.

La Marca o moda de Podemos, en todas sus variantes (Ganemos, Puede, Claro que Podemos, Si se puede, o confluencias de todo tipo) cada día demuestra con mayor claridad, que sus intereses nada tienen que ver con los de la mayoría de la clase trabajadora. Por supuesto que nada pueden cambiar, que nadie se lleve a engaño, pero el paso del tiempo y los sillones como horizonte, hacen que aflore sin un pequeño disimulo, la verdadera careta de estos grupos heterogéneos, espontáneos, revisionistas, y en algunos casos marginales.

 

Hagamos un poco de memoria (no diremos historia, porque ni siquiera la tienen):

PODEMOS/ GANEMOS SANTANDER Sí PUEDE

Dice el refranero popular que lo que mal empieza mal acaba, y si no que se lo pregunten a los concejales de Ganemos Santander Sí Puede, que a tan sólo un año de las elecciones, y provenientes de una ruptura anterior (los dos concejales pertenecían a lista Cantabria Sí Puede encabezada por Brun expulsado de Podemos), ya acumulan expulsiones, divisiones y acusaciones de todo tipo, públicas y privadas. Actualmente se encuentran en una auténtica guerra interna, con un concejal expulsado, pero que no se quiere ir y otra concejal, aferrándose a la dudosa legitimidad del partido instrumental e inmaterial Ganemos.

PODEMOS CANTABRIA

Después de apartar de un plumazo a varios de los candidatos a dirigir la organización en Cantabria en 2015 , la dirección actual sortea su futuro a golpe de me gusta, eligiendo un nuevo secretario general, ex  juventudes del PSOE, después de que la mayoría de los miembros del Consejo Ciudadano en Cantabria, habían conseguido apartar a su antecesor y a varios miembros de la dirección; diferencias irreconciliables, muy relacionadas con la distribución de puestos remunerados en el Parlamento de Cantabria a que tenían derecho tras las últimas elecciones

TORRELAVEGA PUEDE (O como Izquierda Anticapitalista Puede colarse en el Ayuntamiento).

Tras la renuncia pública de la mayoría de sus militantes, con acusaciones internas de todo tipo basadas principalmente en la falta de democracia interna, en la actualidad se reduce a un insignificante grupo de militantes de la organización trotskista Izquierda Anticapitalista, que han hecho de esta organización su cortijo privado al que traer ponentes de su partido. Quizás el ejemplo de Torrelavega, sea el más claro, de cómo el oportunismo, se traviste de lo que sea, por pisar moqueta.

REOCIN PUEDE

En la actualidad se encuentra en otra pelea interna de revocación del acta de concejal a uno de sus representantes en el ayuntamiento.

Realidad o ficción, comedia o drama, no está muy claro cómo definir estos espectáculos bochornosos retransmitidos diariamente por la prensa burguesa, que de no ser, porque nos estamos jugando el futuro, leeríamos como si de una entretenida novela se tratara.

LAS CONFLUENCIAS Y LA POSICION DEL PCPE-CJC

No hemos tenido que esperar mucho, para ver cómo los llamamientos a la Unidad y confluencias para las elecciones, se traducían una vez más, en generar falsas ilusiones entre la clase obrera y los sectores populares, en la promesa de un cambio solo con la presencia en las instituciones.

Desde el PCPE-CJC siempre hemos defendido la unidad, pero no con un objetivo electoralista, sino como una concepción de frente para la lucha con el proyecto revolucionario como objetivo. Generando unidad desde la base, y estableciendo alianzas a través del FOPS, Frente Obrero y Popular Por el Socialismo.

La experiencia de ACPT en Torrelavega, es el mejor ejemplo de ello. Cuando la unidad se forja con un proyecto político, en este caso con el objetivo del derrocamiento del sistema capitalista, cuando se realiza un trabajo militante, forjando unidad desde la base, cuando se establece un trabajo constante y al servicio de la clase obrera y los sectores populares, creando asambleas en barrios, desvelando las contradicciones del capitalismo, etc.. en definitiva cuando se coordina en la lucha revolucionaria las diferentes expresiones organizativas de la clase obrera y los sectores populares, la palabra unidad comienza a tener sentido.

Desde el PCPE-CJC siempre defendimos la no participación de la ACPT en confluencia alguna, pues considerábamos que la unidad popular ya estaba creada en Torrelavega con ella. A un año de las elecciones, el tiempo ha demostrado que no nos equivocamos, y a saber dónde se encontraría en estos momentos la organización de haber sido así, quizás descompuesta como la mayoría de experiencias surgidas al calor de las confluencias.

Unidad sí, desde la base y por el derrocamiento del capitalismo.

Partido Comunista de los Pueblos de España