Compartir

 

Queremos mostrar nuestra solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de CEMUSA, afectados por un ERE en todo el Estado. Este ERE afecta a 245 familias, de las cuales 137 son madrileñas.

Tanto el PCPE como los CJC sabemos de la ilegalidad de los ERE. Esta herramienta de la patronal es usada intencionadamente siempre y cuando su obtención de beneficios no es la prevista. Los beneficios los producimos nosotros con nuestro trabajo diario. Y en momentos de crisis, cuando las empresas necesitan mantener o aumentar sus ganancias, cargan también sobre nuestras espaldas el peso de los despidos y los recortes en derechos laborales.

Denunciamos que la intención de JC Decaux es la liquidación de CEMUSA para volver a subcontratar a la plantilla en peores condiciones, manteniendo los contratos con el Ayuntamiento. Por ello el equipo de Manuela Carmena no puede hacer la vista gorda ante este atropello, y debe municipalizar CEMUSA y subrogar a toda la plantilla inmediatamente. Vuestro trabajo es un servicio necesario para la ciudad de Madrid, que sean el Ayuntamiento y los trabajadores y trabajadoras quienes lo gestionen. ¡Fuera las empresas-parásito de los Servicios públicos!

Llamamos al conjunto de la plantilla y a los sindicatos a mantener una estrecha unidad, independientemente de las siglas de cada cual, unidad combativa que solo será́ duradera a lo largo del conflicto, situando a la asamblea de trabajadores como máximo órgano de dirección y democracia obrera.

Llamamos al conjunto del pueblo trabajador madrileño a desplegar el máximo de solidaridad con los compañeros y compañeras, a acudir a todas y cada una de las convocatorias emanadas del calendario de movilizaciones de los trabajadores de CEMUSA.