Compartir

La educación en España tiene 25.000 docentes menos y 800.000 alumnos y alumnas más desde el comienzo de la crisis capitalista. Y mientras las familias gastan un 28% más, los recortes públicos fueron del 15%.

Por una Educación pública y gratuita, ¡no necesitamos un cambio, necesitamos una Revolución!