Compartir

En estos dos últimos meses del año se han concentrado cuatro eventos de especial interés para la actividad internacional del PCPE. A comienzos de noviembre se celebró en Estambul la 17ª edición del Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO), quince días después tuvo lugar el 21º Congreso del Partido Comunista Alemán (DKP) y en diciembre se reunirán en Bruselas, en días sucesivos, el Encuentro Comunista Europeo y la Iniciativa Comunista Europea (ICE).

 

Para nuestro Partido, presente en todas estas actividades, son todas ellas magníficas oportunidades para seguir afianzando y profundizando en las relaciones con otros partidos y organizaciones comunistas.

17 EIPCO

El 17 EIPCO, organizado de manera muy efectiva por los camaradas del KP (PC, Turquía), supone un punto de inflexión, veremos si duradero, en las dinámicas de trabajo conjunto de los partidos comunistas y obreros que formamos parte de ese espacio internacional de cooperación. En esta edición, los participantes estaban llamados a intervenir sobre “Las tareas de los partidos comunistas y obreros para el fortalecimiento de la lucha de la clase obrera contra la explotación capitalista, las guerras imperialistas y el fascismo, por la emancipación obrera y popular, por el socialismo”.

Un primer elemento positivo de esta edición es que parece que se comienzan a superar los difíciles momentos del pasado reciente en los que el empecinamiento por imponer ciertos análisis y posicionamientos geoestratégicos llegó a poner en riesgo la celebración de futuras ediciones del EIPCO. No se puede decir que haya habido cambios radicales en la situación general ni en el fondo de los debates ideológicos que todavía quedan pendientes, pero al menos se han dado pasos que clarifican el papel del Grupo de Trabajo, organismo que se encarga de preparar los encuentros, decide la temática y propone la agenda de trabajo de cada edición.

La forma de organizar el Grupo de Trabajo, acordada finalmente por unanimidad tras intensos debates a lo largo de varios años, parte de la consideración de que ese grupo no es un comité que toma decisiones en lugar del plenario anual, sino simplemente una herramienta para facilitar y ordenar los debates que se pueden y deben dar en el futuro. Con una estructura estabilizada, pero siempre abierto a la participación de aquellos partidos que deseen acudir a sus reuniones, y con unas funciones más claras, el nuevo Grupo de Trabajo puede ayudar a que ciertos debates urgentes comiencen a darse y se comience a salir de una situación paralizante que hacía dudar seriamente de la utilidad de los EIPCO más allá del intercambio bilateral con partidos con los que habitualmente no es fácil reunirse. Toca ahora trabajar para situar en el centro del debate internacional asuntos capitales como el análisis del imperialismo y la política de alianzas de los partidos comunistas y obreros, dos asuntos sobre los que el PCPE ha intentado perfilar posiciones nítidas en las últimas ediciones de los encuentros.

El 17 EIPCO, por otra parte, aprobó la entrada como miembro de pleno derecho del Partido del Trabajo de Austria (PdA), partido que también es miembro de la Iniciativa Comunista Europea.

21º Congreso del DKP

El PC Alemán, que realiza sus congresos cada dos años, contó en esta ocasión con el número más elevado de delegados internacionales presentes de su historia reciente. Sin duda, el anuncio de que el plenario iba a debatir sobre el mantenimiento o no de su estatus de observador en el Partido de la Izquierda Europea (PIE) generó una gran expectación que se notó en la presencia de 28 delegaciones, más otras 5 que no pudieron asistir por problemas de última hora. Lamentablemente, el alargamiento de debates previos impidió que se diesen las condiciones de tiempo adecuadas para un debate a fondo sobre un tema que nadie quería resolver a la ligera. Por ello se decidió posponer este debate, y algunos otros asuntos, a un “tercer día de Congreso” que se celebrará en febrero o marzo de 2016.

En todo caso, los dos días de debate se saldaron con importantes elementos de avance, como la definición del DKP como marxista-leninista (hasta ahora se declaraba “seguidor de las enseñanzas de Marx, Engels y Lenin”), la decisión de concurrir en solitario, y no en alianza con Die Linke, a las elecciones generales alemanas previstas para 2017 o una clara apuesta por el giro obrero y el trabajo organizado del partido en los centros de trabajo. La dirección elegida en el anterior Congreso, encabezada por Patrick Köbele, que ha sido capaz de detener la deriva derechista y liquidacionista de la dirección anterior, se consolida y consigue ir situando debates de calado que colocan al DKP en una mejor posición para las enormes tareas que tienen por delante los y las comunistas alemanes.

Reuniones de ámbito europeo

Por otra parte, el 7 de diciembre tiene lugar en Bruselas la sesión anual del Encuentro Comunista Europeo, organizado por el PC de Grecia (KKE), que es un marco amplio de discusión e intercambio entre organizaciones comunistas y obreras de nuestro continente y que, en esta ocasión, tratará sobre “El fortalecimiento de la lucha obrera y popular contra la barbarie capitalista que genera guerras, pobreza, refugiados e inmigrantes. Por la Europa del socialismo, la paz y la justicia social”.

Se analizarán conjuntamente elementos como la agresividad creciente del gran capital contra la clase obrera, el desmantelamiento de los sistemas de relaciones laborales, las subidas de impuestos a las clases populares y las privatizaciones, todos ellos asuntos que se desarrollan en un momento en el que  la recesión en países como Alemania, Francia o Rusia, la desaceleración de China o las dificultades para la recuperación económica en los Estados Unidos son signos de un posible nuevo estallido de la crisis capitalista.

También se discutirá sobre el nivel de agudización de la competencia inter-capitalista en la eurozona, la situación política y social en los diversos países europeos, el surgimiento y desarrollo de las organizaciones de refresco de la socialdemocracia, como SYRIZA y PODEMOS, el papel del PIE  y las posibilidades de desarrollo de las luchas contra el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP) entre la UE y los EEUU, entre otros temas.

Al día siguiente, 8 de diciembre, sesionará la plenaria de la Iniciativa Comunista Europea (ICE), estructura de coordinación de 29 partidos europeos, que no incluye a todos los partidos del Encuentro Europeo pero que aspira a ir implicando a nuevos miembros en el futuro próximo.

La sesión plenaria anual de la ICE valorará el trabajo realizado en el último período y decidirá sobre la continuidad de los miembros del Secretariado, entre los que se encuentra el PCPE. Especialmente se tratarán propuestas de trabajo político conjunto sobre el tema de los refugiados, la crisis en Siria y la creciente tensión inter-imperialista que supone una amenaza real para los trabajadores y trabajadoras y los pueblos del mundo. Igualmente, se hablará sobre las consecuencias de los recientes atentados terroristas en Francia y su utilización por parte de los gobiernos europeos para nuevos ataques contra los derechos y libertades más básicos.

Toda la actividad desarrollada durante estos y otros viajes internacionales permite avanzar en las tareas de coordinación política y de extensión de nuestras relaciones con partidos y organizaciones hermanas. Esto sin duda se irá traduciendo en mayores responsabilidades y tareas en el futuro, lo que sin duda es necesario para avanzar hacia la recuperación del carácter revolucionario del Movimiento Comunista Internacional.

Ástor García