Compartir

CARTA ABIERTA A LA COMISIÓN EJECUTIVA DE LA FEDERACIÓN DE ENSEÑANZA DE COMISIONES OBRERAS DEL PAÍS VALENCIÀ 

Estimados/as Compañeros/as,

Al menos así os consideramos las y los comunistas como representantes del máximo órgano de gobierno en nuestro territorio de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras, una de las organizaciones de referencia para la afiliación y acción sindical de nuestra militancia.

Sin embargo, nos vemos obligados a dirigirnos a vuestra Comisión Ejecutiva, en relación con el intento activo y sostenido en el tiempo, durante al menos un año, de apartar a uno de nuestros militantes, por razón exclusiva de su condición de comunista, de cualquier función representativa de las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza pública en la correspondiente Junta de Personal Docente no Universitario de la Provincia de Alicante y negándole cualquier tipo de disponibilidad horaria para su actividad sindical.

Si bien consideramos que detrás de todo problema aparentemente personal en una organización obrera, existe siempre un problema político, no podemos en este caso dejar de mencionar al trabajador directamente involucrado, Felip Vicedo, Profesor de Secundaria en el sector de la enseñanza pública, afiliado a Comisiones Obreras, miembro de las Comisiones Ejecutivas tanto de la Unión Intercomarcal del Vinalopó-Vega Baja como del sindicato de Enseñanza del mismo territorio, y militante del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) en la comarca del Baix Vinalopó.

El compañero y camarada Felip se ha convertido, en virtud exclusiva de su incansable y honesta actividad militante tanto política como sindical, en un referente para las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza en el Vinalopó y Vega Baja, alcanzando su prestigio más allá incluso de su territorio y sector de producción. Como corresponde a un comunista, su actividad se dirige a forjar la unidad de las y los trabajadores de la enseñanza y defender en todos los niveles el sistema educativo público, rechazando cualquier práctica de sectarismo sindical.

Como conocéis mejor que nosotras/os, el mencionado bagaje militante no ha impedido que el compañero fuera sorpresivamente desplazado de los primeros puestos de la candidatura de CCOO por la Provincia de Alicante en las pasadas Elecciones Sindicales de 2014 en el sector de la enseñanza pública no universitaria, para así evitar su elección como representante en la correspondiente Junta de Personal; más tarde la Secretaría de Organización prefiere dejar vacantes los cuatro puestos de Delegado/a Sindical ante dicha Junta, elegidos directamente por la Federación, antes de nombrar a las y los compañeros propuestos por las correspondientes Uniones Intercomarcales tanto de Vinalopó-Vega Baja como de L’Alacantí-Les Marines, entre los cuales se encuentra Felip. Curiosamente, cuando se modifica la propuesta y se sustituye a Felip por otro compañero, cabeza de lista de Esquerra Unida en Elx en las últimas elecciones municipales, los delegados son nombrados inmediatamente. En el momento actual, la Federación se está negando siquiera a nombrar a Felip como permanente sindical a pesar de contar con el apoyo de la organización en su Unión Intercomarcal.

El Partido Comunista es escrupulosamente respetuoso con la independencia organizativa de las estructuras sindicales. Sólo nos vemos obligados a intervenir porque la experiencia acumulada durante décadas, junto con algunos testimonios verbales en el caso que nos ocupa, indican claramente que la persecución sindical descrita más arriba obedece exclusivamente a la militancia comunista de nuestro compañero y camarada. Compañeros/as, en cualquier empresa o centro de trabajo el comportamiento descrito sería susceptible de investigación por posible acoso laboral. Más grave aún resulta cuando el motivo del acoso es estrictamente político-ideológico. La clase trabajadora es plural y diversa ideológicamente, pero le une el hecho objetivo de ser la que todo lo produce sin tener, en cambio, control sobre los medios de producción. Lejos quedan ya los tiempos de aquellas Comisiones Obreras en que ser comunista se consideraba el mejor de los activos sindicales. Cuando el anticomunismo más rancio se apodera de una organización sindical, la anula como herramienta útil para nuestra clase. ¡Exigimos por ello el cese inmediato de cualquier forma de trato discriminatorio hacia nuestro camarada Felip Vicedo por parte de la Comisión Ejecutiva de la FE-CCOO-PV!

Las organizaciones obreras tenemos toda una clase que organizar, un sistema capitalista que derribar y una sociedad sin explotación ni guerras imperialistas que construir, que para nuestro Partido sólo cabe dentro del Socialismo-Comunismo. No desperdiciemos, pues, nuestras energías y capacidades militantes en luchas intestinas ni en perseguir precisamente a los y las compañeras que representan al segmento más consciente de la clase trabajadora, a la vez que más combativo contra el enemigo de clase.

¡No al Anticomunismo en las Organizaciones Sindicales!

¡Por un Sindicalismo de Clase y Combativo!

¡Viva la Lucha de la Clase Obrera!

Comité del País Valencià

Partido Comunista de los Pueblos de España