Compartir

 

UyL: Unidad y Lucha ha tenido conocimiento de las luchas que durante el último año ha librado la plantilla de Teleno-HBG. ¿Podrías exponernos cuáles son las condiciones laborales en la mina La Escondida?

Desde hace algunos años y hasta la actualidad el "empresario modelo" Manuel Lamelas Viloria ha aplicado paso a paso la política de empresa de otro "ilustre" del sector, el señor Vitorino Alonso, sometiéndonos a duras jornadas de 9 h en el interior, 10 h en el exterior, despidiendo a los accidentados y cobrando sueldos miserables.

Para más inri, desde el año 2012 nos ha estado aplicando una retención salarial del 20% de manera ilegal, debiéndonos aún el dinero retenido desde enero de 2015 hasta la fecha y la paga extra de mayo por entero.

UyL: ¿Qué tipo de movilizaciones puso en marcha la plantilla?

Costó bastante romper con el yugo del miedo que nos tenían impuesto pero, tras mucho pensar, alguna reunión clandestina y llamadas a sindicatos, nos decidimos a actuar. Comenzamos aplicando nuestro derecho a 7 h y 15 min de jornada (ni uno más), realizando cortes en nuestro centro de trabajo, lanzando varios comunicados de prensa y, finalmente, denunciando a Teleno-HBG.

Cabe agradecer todo esto a los 31 compañeros que se plantaron con valor ante la tiranía de nuestro patrón, a CCOO por brindarnos apoyo incondicional desde el primer minuto y, por supuesto, a nuestro gran letrado, compañero y amigo, Raúl Turrero, asesorándonos como nadie y combatiendo mano a mano con nosotros.

UyL: ¿Cómo reaccionó la empresa ante las movilizaciones?

Como acostumbraba, normalmente queriendo imponer el miedo e intentando dividir el bloque que habíamos formado.

Comenzaron descontándonos 2 h de salario en cada jornada, durante un mes, lo que se tradujo en 200-300 € menos a cobrar por cada trabajador. Continuaron despidiendo a los 49 empleados que formábamos la plantilla de Teleno y, posteriormente, contrataron de nuevo, en las mismas condiciones, a 18, diez de ellos con denuncia interpuesta y a los que se sugirió "retirasen la demanda por su bien".

Obviamente, a pesar de estas presiones, ningún compañero cedió ante las pretensiones del empresario.

UyL: ¿Conocemos que un numeroso grupo de trabajadores ha demandado a las empresas Teleno-HBG. ¿Qué solicitan en las demandas?

Solicitamos lo que, por derecho, nos corresponde: el regreso inmediato a nuestros puestos de trabajo tras un despido improcedente y el ingreso en HBG, dada la cesión ilegal en que ha incurrido este empresario.

UyL: La minería vive un difícil momento. ¿Qué camino debe seguir la clase obrera para defender el sector y las comarcas mineras?

La unión y la lucha, sin duda. A pesar de todos los malos momentos que ha vivido la minería, siempre ha conseguido reponerse gracias a este dogma. Creo que es momento de reunir de nuevo a la gran familia minera que todos conformamos, independientemente del grupo, empresa o comarca en que nos encontremos, para volver a luchar, una vez más, por nuestra tierra, nuestra memoria, nuestro orgullo y nuestro pan.

UyL: En el mitin del PCPE, celebrado en Cerredo con motivo del aniversario de la Revolución de Octubre del 34, intervinieron varios representantes de empresas en lucha. ¿Estamos ante el renacer de un frente unido en la minería?

Estoy plenamente convencido. De hecho, haber sido participes en aquel mitin (puedo decir, con orgullo, que fue un honor ser uno de ellos), nos ha ayudado a reforzar aún más los lazos entre compañeros de distintos grupos, compartiendo opiniones y experiencias muy instructivas para todos.

UyL: Finalmente, ¿desea trasladar algún mensaje a los lectores y lectoras de UyL y a la militancia del PCPE?

Desde luego. A lo largo de la historia hemos padecido la opulencia, los errores y desdenes de la clase burguesa. Nos ven como la base de "su sociedad", lo más bajo de la pirámide. Quizá, y es solo una opinión, sea el momento de "agitar" con fuerza y de una vez por todas, la base de la pirámide para hacer caer la cúspide, que solo puede sostenerse gracias, ahora y siempre, a la clase obrera.

UyL: Muchas gracias por su atención y traslade, por favor, el saludo solidario de la redacción de UyL a todos los compañeros en lucha.

Muchas gracias a vosotros por mostrar nuestra batalla. Esperamos que nuestra experiencia sirva para ayudar a otros en la misma situación, sean del sector que sean. Ha sido un verdadero placer.