Compartir

Saludo del DKP al acto del 24 de Octubre del PCPE:

Essen, 16 de octubre, 2015

Queridas y queridos camaradas, queridas y queridos amigos de la paz:

Nuestro saludo va a todos los que se enfrentan a toda maniobra contra la paz. Por lo tanto saludamos las actividades que en Madrid tienen lugar en contra el „Trident Juncture 2015“.

 

Dentro de estas actividades queremos subrayar el acto público del PC de los Pueblos de España. Es importante que las y los comunistas levantemos la voz contra las guerras imperialistas. Solo la acción por la paz combinada con la acción social puede llevar la población a protestar por sus propios intereses. Es por eso que los partidos comunistas y obreros tienen una responsabilidad particular.

Las guerras imperialistas que se están llevando a cabo continuamente, ahora más que nada en el Medio Oriente y África, siempre requieren de preparación: una es medial – es decir las mentiras o pretextos sobre dictaduras o „failed states“ que generalmente acompañan el argumento de una supuesta responsabilidad de proteger – la otra es la militar, como es el caso de la „Trident Juncture 2015“. Las agresiones en contra de Rusia son evidentes, y la instalación de un gobierno derechista con algunos ministros fascistoides en Ucrania habla de por sí. 

Enviamos nuestra solidaridad de clase y de intereses comunes con los pueblos del Estado Español.

No nos rendiremos ante los intentos de nuevas guerras: ¡arriba la frente, no las manos!

Con saludos internacionalistas,

Günter Pohl

Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista Alemán

 

Saludo del PCB al acto del 24 de Octubre del PCPE:

Queridos camaradas del Partido Comunista de los Pueblos de España

Recibid del Partido Comunista Brasileño (PCB) un saludo internacionalista y revolucionario com ocasión del acto público que se realizará el 24 de octubre para denunciar las maniobras de la OTAN en España. Este acto representa la firme disposición revolucionaria de los comunistas españoles de no mantenerse en silencio ante esa alianza imperialista, que agrede a pueblos y naciones soberanas para mantener ese orden internacional espurio.

Todos sabemos que la OTAN es una organización militar imperialista, dirigida por los Estados Unidos, con el objetivo de mantener el orden del capital a través de la invasión de países soberanos, chantajes contra naciones que no se doblegan a las órdenes del imperio, así como fomentar la carrera armamentista para alimentar al complejo industrial militar al servicio del gran capital.

Desde Brasil, el Partido Comunista Brasileño, coherente con su política internacionalista, se une a las denuncias contra las maniobras de la OTAN, como también se solidariza con el Partido Comunista de los Pueblos de España por la organización y realización de este acto público, que representa una importante contribución a la lucha de los pueblos contra el imperialismo y las guerras de rapiña contra los pueblos.

Ivan Pinheiro – Secretario General del PCB

Edmilson Costa – Secretario de Relaciones Internacionales

 

Saludo del PCU al acto del 24 de Octubre del PCPE:

PARTIDO COMUNISTA DE URUGUAY – Frente Amplio. 20 de octubre de 2015

POR LA PAZ, CONTRA EL IMPERIALISMO Y POR LA SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA DE PUEBLOS Y GOBIERNOS

Estimados compañeros:

Deseamos expresar junto a ustedes nuestro más profundo rechazo a los permanentes actos de agresión imperialista que comete la OTAN, brazo armado del capital monopólico y causante en toda la historia contemporánea de innúmeras y gigantescas tragedias, las que expresan sin duda el enorme riesgo que significa la permanencia del capitalismo como modo de producción predominante en el planeta para la propia existencia de la humanidad.

Las crisis recurrentes y crecientemente superpuestas que vivimos, connaturales al propio proceso de acumulación capitalista y que hoy se profundizan, también se manifiestan en el campo político-militar. Cuanto más se ahondan los procesos críticos del sistema imperante en lo económico, cuanto más avanzan los pueblos en su camino de liberación, más agresivo y peligroso se vuelve el imperialismo en su acción de dominación global. La producción, la venta y las diversas formas de utilización del armamentismo siguen alimentando a los complejos bélico-industriales por razones de rentabilidad, pero también son mecanismos eficaces para el mantenimiento del orden imperante. Y sin duda, cada vez que le es necesario y posible, el imperialismo reedita las peores prácticas fascistas y genocidas, que tanto daño han causado a la humanidad.

También en nuestra región latinoamericana la agresión imperialista se mantiene constantemente, de las maneras más brutales como en Colombia, manteniendo el Bloqueo contra Cuba o sosteniendo el paramilitarismo y el boicot económico en diversos países, así como a regímenes como el de Honduras y Paraguay. Pero ciertamente, la nueva situación emergente de los avances populares en Latinoamérica, con los recientes y relevantes avances del proceso revolucionario cubano, la valerosa presencia de la Revolución Bolivariana en Venezuela, las experiencias de la izquierda y del progresismo, con el Grupo del ALBA, la CELAC, la UNASUR y especialmente con la creciente coordinación entre los movimientos sindicales (como el ESNA) y los avances populares en diversos procesos sociales, ha obligado al imperialismo norteamericano y sus aliados a modificar algunas formas de operar tácticamente. Las campañas anticomunistas todavía continúan, los usos de la presión financiera y de los medios masivos de comunicación contra todo avance popular se desatan con virulencia para desestabilizar a los gobiernos progresistas y de izquierda. Y para todo el mundo está claro que donde los partidos de izquierda y las organizaciones populares se dividan o debiliten, el imperialismo no dudará en actuar más abierta y decididamente abortando todo avance social, donde sea y como sea.

En Uruguay, cuando nuestro Partido Comunista cumple sus 95 años de existencia, en un marco general de creciente coordinación continental del progresismo, el Frente Amplio del que formamos parte gobierna por tercera vez consecutiva en lo nacional, con una acumulación electoral sin precedentes para nuestra historia y sigue gobernando también ahora por sexta vez en Montevideo, su Departamento capitalino, donde vive la mitad de la población del país. Los cambios progresistas logrados son abiertamente apoyados por la población, sus logros son evidentes y nuestros gobernantes tienen incluso un gran reconocimiento internacional. Pero esto que afirmamos no quiere decir que nos demos por satisfechos.

El Frente Amplio desde su nacimiento es una alianza de partidos de izquierda y al mismo tiempo un movimiento popular, con personalidades referentes de enorme peso nacional e internacional, con la inquebrantable decisión de profundizar la democracia con la unidad de acción en la diversidad popular como instrumento y tiene por programa la realización de la justicia social en el más amplio sentido. Nosotros como Partido y buena parte de nuestros compañeros frenteamplistas tenemos por estrategia la de avanzar en democracia con rumbo al socialismo, con todo lo que ello implica. El camino es complejo, por momentos duro y lleno de contradicciones. Sabemos bien que no sólo las recurrentes crisis económicas traban nuestro proyecto, que nada se conquista de una vez y para siempre, que en la historia no hay linealidades, sino dialécticos avances y retrocesos, que nuestro proyecto no podrá avanzar decididamente sin la solidaridad internacionalista y damos por supuesto que el imperialismo hará lo posible para que en Uruguay el Frente Amplio y nuestra clase obrera organizada sean derrotados.

Es por todo ello que organizados, con los trabajadores y el pueblo todo cada vez que es necesario también movilizados en la calle, enfrentamos cada intento reaccionario, en lo nacional y en lo internacional, preservando con gran dedicación todos los instrumentos de la unidad popular. No es sencillo, pero lo seguiremos haciendo sin claudicar, porque en ello le va la vida a nuestro camino de transformaciones. Y es en este sentido también que entendemos que todo pueblo que inicia y sostiene su proyecto de transformación social, por una vía de desarrollo soberano e independiente, explorando alternativas populares opuestas a las formas más brutales de la explotación capitalista, realiza dentro de sus modestas posibilidades un relevante aporte a la paz, contra el imperialismo y tiene mayores oportunidades para expresar prácticamente su solidaridad internacionalista hacia otros pueblos.

La humanidad vive tiempos de una gran complejidad y los desafíos de los revolucionarios son quizás los mayores de toda la historia. Creemos junto a vosotros, compañeros, que hoy más que nunca es el tiempo de avanzar en la unidad de acción de pueblos y gobiernos contra el imperialismo, donde cada uno a su manera, a su ritmo y en la diversidad de sus modalidades nacionales, construya la unidad popular con proyectos que nos aproximen al socialismo y afiancen los procesos revolucionarios iniciados, porque esta es la única alternativa para la humanidad. La edificación de un mundo mejor no sólo es necesaria: también es posible. ¡Y venceremos, compañeros!

¡Reciban nuestro fraternal saludo comunista!

PARTIDO COMUNISTA DE URUGUAY – Frente Amplio.

Daniel Coira

Srio. de Relaciones Internacionales