Compartir

La familia gran canaria de los Montelongo ha despedido a cuatro trabajadores/as, los/as cuales, a pesar de las cuatro sentencias en firme de los juzgados, siguen sin cobrar sus indemnizaciones después de hasta cuatro años desde el despido, con el pretexto de ser insolventes, mientras abren una nueva churrería (son cuatro churrerías hasta el momento).

 

Después de años de explotación típicos como tener contratos de auxiliar de camareros pero hacer funciones de cocineros y churreros, trabajar 60 horas semanales con horarios siempre distintos y con sueldos de miseria por debajo de la legalidad según el convenio de hostelería; llegando incluso a robarles  del bote de propinas con la excusa de reparar los desperfectos ocasionados en el normal desarrollo de la actividad de las churrerías; esta familia, que a pequeña escala, no hace sino reproducir lo que se está dando a nivel generalizado en la fase de acumulación capitalista en la que estamos: sobre-explotar más y más a sus plantillas para ampliar su negocio.

El PCPC y los CJC, junto con los CUO, apoyamos a los/as trabajadores/as de estas churrerías con su lucha en las concentraciones, reparto de octavillas y demás; a pesar de las amenazas, más o menos veladas, aprovechando la entrada en vigor de la" ley mordaza", de los cuerpos de represión del estado y las agresiones sufridas provenientes de el fascista dueño del edificio donde se encuentra una de las churrerías.

Ni los/as trabajadores/as, ni los colectivos que los apoyamos, hemos cedido, ni lo haremos, en esta lucha que sólo se resolverá con el pago de las indemnizaciones íntegras.

¡A ESTOS EXPLOTADORES LOS VAMOS A TUMBAR!