Compartir

Esta heroína de la revolución vietnamita nació en 1945 en Long An, y desde el principio tuvo claro a que dedicaría su vida a liberar su país de la opresión del imperialismo yanqui. Siendo una niña, se alistó a las militancias de autodefensa de su ciudad natal y cuando se traslada a estudiar a Saigón pasó a tomar parte en el movimiento clandestino de resistencia, movimiento preparatorio de  la Ofensiva General en 1968, fue entonces cuando es arrestada y condenada a 20 años de cárcel.

Después de escuchar el veredicto del tribunal militar auspiciado por el régimen títere pro americano de Saigon, dijo a los jueces, ofreciéndoles su mejor sonrisa, que seguramente su régimen no se prolongaría hasta que ella cumpliera la sentencia.

Un fotorreportero japonés capturó ese momento que se convirtió en la obra inmortal “La sonrisa de la victoria”. Vo Thi Thang fue a partir de ese momento uno de los símbolos del espíritu indomable y el optimismo revolucionario del pueblo vietnamita y la juventud del Sur en los años de lucha de resistencia contra los imperialistas estadounidenses.

Durante sus años de cárcel sufrió un trato vejatorio, la encerraban en las llamadas  jaulas de tigres, muy comunes para torturar a prisioneros políticos, muchos de los cuales quedaron inválidos a causa de las torturas y de largos meses bajo la inmovilización forzada.

En 1975 cuando se logró la liberación del Sur y la reunificación nacional, Vo Thi Thang fue liberada de la cárcel.

Fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam de los mandatos VIII y IX, diputada al Parlamento de las legislaturas IX, X y XI, vicepresidenta permanente de la Unión de Mujeres y jefa de la Administración Nacional de Turismo. 

Por sus grandes contribuciones a la revolución, al Partido Comunista y a la nación, fue condecorada con las Órdenes de Independencia (segunda clase), de Trabajo (primera clase) e insignia de 40 años de vida partidista, entre otras distinciones. 

Hasta 2003 ocupó la presidencia de la Asociación de Amistad Vietnam-Cuba y recibió una cálida acogida en el país caribeño, que le otorgó las Órdenes de la Amistad y la de Ana Betancourt.

Vo Thi Thang falleció el pasado 2014 a los 69 años de edad en Ciudad Ho Chi Minh.

La periodista cubana Marta Rojas afirmó que la imagen de Thi Thang, considerada como una “querida hermana en la familia”, fue y será siempre un símbolo de las valientes mujeres vietnamitas.

Sonia Iruela