Compartir

Por segundo año consecutivo, los Bomberos Forestales de todo el estado recorren las calles de Madrid para poner de relieve la precariedad de un colectivo numeroso, ninguneado y acallado por empresas y administraciones. Por segundo año, vuelven a ser voz de ellos mismos. 

 

Este año los Bomberos Forestales tienen los objetivos mucho más claros y van a por ellos. Tales objetivos son el reconocimiento de la categoría profesional de Bombero Forestal a nivel estatal, trabajo todo el año, coeficientes reductores de la edad de jubilación, y lo más importante, un servicio público al servicio de todos.

El año que va de una marcha a otra se puede resumir, al igual que su propio trabajo, en el silencioso esfuerzo por lograr sus objetivos, en la superación de todas las dificultades por lograr la unidad y trabajar como compañeros y compañeras por unos objetivos comunes. Desde Zaragoza hasta Villalar de los Comuneros se han sucedido las manifestaciones y actos. Desde Burgos hasta Sevilla se han extendido las reivindicaciones, acampadas y huelgas de hambre. Pero lo que no olvidan nunca es su justa reivindicación ni a los compañeros que ya no están.

Este año será el momento en el que se tome por parte de la clase trabajadora lo que les pertenece y en eso están los compañeros Bomberos Forestales.