Compartir

Cleanet es una empresa concesionaria de los servicios de limpieza en instalaciones militares en A Coruña, Ferrol, Santiago, Marín, Murcia, Cartagena, Alcantarilla, San Javier, Granada, Sevilla, Córdoba y Rota, que adeuda, aunque varía según el centro de trabajo, nóminas desde el pasado agosto a sus trabajadores y trabajadoras.

 

Las trabajadoras y los trabajadores de esta empresa han ido organizando su lucha contra los incumplimientos de pago, de forma aislada y en momentos diferentes, pero el conflicto que se ha extendido a todos los centros de trabajo, ha propiciado la unidad de los mismos.

Mientras tanto Defensa, que es la responsable del servicio de limpieza que ha externalizado, mantiene una postura muy tibia e injusta para los intereses de trabajadores y trabajadoras. Ya que, pasando por alto, como algo sin importancia los impagos a trabajadoras y trabajadores, ha dicho que debe respetar las facultades atribuidas al empleador, en particular las de dirección y organización del trabajo, y afirma que salvo los retrasos en el abono de determinadas nóminas, no se han recibido otras quejas sobre el incumplimiento de obligaciones laborales por parte de Cleanet.

Trabajadores y trabajadoras, ante la reiteración de impagos han decidido convocar huelgas y protestas, que si inciden sobre la prestación de servicios por las que Defensa ha seguido pagando a Cleanet. Este hecho, y no otro, es el que ha suscitado el interés de Defensa por el conflicto, llegando a anunciar posibles denuncias por incumplimiento, e incluso rescindir el contrato. Es decir que sí es sensible a que no se limpie, pero no a que trabajadoras y trabajadores lo hagan sin cobrar sus salarios.

Además de saludar su decidida y necesaria lucha, criticamos y denunciamos la dejación de responsabilidades de Defensa en la prestación del servicio, que debería gestionar directamente, no sólo para garantizar las condiciones laborales y salariales que rige en su convenio, que si bien no son las más idóneas son mejores que las de la contrata, si no que además y principalmente porque supone una práctica generalizada que fomenta la precarización del empleo.

Animamos a trabajadores y trabajadoras a que sigan luchando hasta alcanzar su objetivo, y los emplazamos a pelear por que Defensa rescate la concesión del servicio y subrogue a quienes las están desarrollando.

Y animamos a que se sumen de forma decidida a la lucha de la clase obrera, su clase. Para que juntos nos libremos de la criminal opresión de unos cuantos, que solo buscan su beneficio personal sin importarles lo más mínimo que, para ello, cada vez un mayor número de personas sufran carencias de todo tipo.