Compartir

Las últimas semanas de noviembre fueron convulsas hasta que los días 27 y 28 se firmaron las subrogaciones de los y las trabajadoras del mantenimiento del Parque Madrid Río. Decir que no se subrogó al 100% de los compañeros, pero gracias a la lucha de esos días, se presionó a la empresa y al Ayto. de Madrid para conseguirlo.

 

Desde el 15 de diciembre se entra en huelga indefinida en Madrid Río. La consigna de SALVEMOS MADRID RIO y NI ERES NI DESPIDOS es la que se lanza para tumbar abajo el ataque de la patronal y el PCPE y los CJC están involucrados en esa lucha desde el principio.

Los Comités para la Unidad Obrera (CUO) de Madrid extienden la solidaridad por otros centros de trabajo y sectores (Limpieza Viaria Publica, Coca cola, Hospital 12 de Octubre, Lavandería Hospitalaria Central de Mejorada), explicando porque la lucha de Madrid Río es, de nuevo, la de toda la clase obrera madrileña. Se une el movimiento estudiantil y, especialmente el Bloque de Institutos de Madrid (BI-M), pero también diversas asambleas juveniles, como la de Príncipe Pío.

La lucha en Madrid Río no es si no otro ataque en la ofensiva generalizada del bloque-oligárquico burgués hacia la clase obrera. Ante estos ataques es necesaria una respuesta unitaria que sea capaz de desbaratar cualquier plan de los capitalistas y que, a su vez, siembre la organización necesaria para que todo el conjunto de la clase que será su sepulturera avance hasta la conquista del poder obrero.