Por tercera vez IU se opone a la investigación del caso de los fondos de formación en el Parlamento andaluz, impidiendo arrojar luz sobre la trama, que la justicia, no sin trabas y presiones de los grupos implicados, está dando, en parte, a conocer.

Y es que este tema ya se ha cobrado víctimas políticas de significado peso político, Manuel Chaves primero, seguido de su heredero al frente del P(so)e-A, José Antonio Griñán. ¿Les seguirá la muy roja y muy decente?

Al igual que ocurriera con los anteriores presidentes autonómicos, Susana se encuentra con varias acusaciones que la relacionan con esta trama fraudulenta, y que también afecta a su marido. Ahora, en época pre-electoral, iniciada la pre-campaña, se intensifican las acusaciones e informaciones relacionadas con este tema, que en vez de ser puestas en conocimiento de la justicia burguesa (su justicia) se utilizan como moneda de cambio de los tejemanejes de los dos partidos tradicionales (ya no son mayoritarios), y de sus necesarios cómplices, o socios.

IU juega un papel destacado, como muro de contención y freno a las expresiones de rechazo y confrontación con el actual gobierno andaluz, gestor de los intereses del capital. Mientras intenta vender a la “ciudadanía” (terminología burguesa de negación de la lucha de clases, que pretende situar a explotadores y explotados al mismo nivel) un nuevo proceso de refundación, con primarias abiertas, con procesos de convergencia política con la izquierda, introduciéndose en la propuesta (también interclasista) de Ganemos (¿ganemos qué?, la gestión administrativa de los intereses capitalistas, como en la Junta de Andalucía, dónde gobiernas los “socialistas y los rebeldes”), e incluso con Podemos.

Aglutinando aún a sectores (cada vez menores) de la clase obrera y las clases populares, que se esfuerzan en ver en IU al referente político de sus intereses, mil veces traicionados, y que se sirve de su relación (de secuestrador de las políticas revolucionarias y deberes de una organización que se llame o considere comunista) con la sigla histórica y quienes entregaron su vida a la causa de los desfavorecidos, los desposeídos, los explotados/as... se permite velar por los intereses de su cúpula.

Esa cúpula que supedita a sus intereses particulares, y los de un reducido círculo, la honradez y el trabajo de una parte muy importante de las que aún son sus bases.

Situarse en el “no”, ante la petición de formar una comisión de investigación sobre el caso de los cursos, es el precio por mantener las mieles de la gestión de los intereses capitalistas en la Junta de Andalucía, para lo que deben, obligatoriamente, obedecer a su mentor y socio, el P(so)e.

Y es que las promesas electorales son eso, 15 días de vigencia, y luego donde dije digo, digo Diego (nunca mejor dicho), o simplemente si te he visto, no me acuerdo. Que si razones económicas, que si es por el bien de la mayoría... en definitiva, razones religioso-sexuales... porque me sale de los santos...

La naturaleza del reformismo es esa. Para ello se abandera de unas hipotéticas características que lo diferencien del actual gestor de los intereses del capital, en cualquiera de sus marcas o denominaciones, incluyendo a las más novedosas, para acabar haciendo en la práctica lo mismo, o incluso siendo más lesivo para los intereses de la clase obrera que sus predecesores.

En el caso concreto de Andalucía, existen datos inequívocos que ponen de manifiesto que la entrada de IU en el gobierno ha tenido, tiene y tendrá efectos nefastos para los intereses de la Clase Obrera, ya sean al nivel de usuarios de los servicios públicos, como también en el caso de los empleados públicos.

Los recortes en sanidad y educación, con una pérdida superior a los 16.000 empleos en la administración pública en 2013, el mantenimiento de la administración paralela-clientelar, que en la práctica se ha limitado a suprimir denominaciones para cambiarlas y hacer creer que ya no existen, o las actuales condiciones laborales y salariales como son los contratos al 75% en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), o el mantenimiento de la reducción del 10%, (además de anteriores recortes y congelaciones impuestos desde el gobierno central), a los laborales temporales y funcionarios interinos desde julio de 2012... medidas que se aprueban o mantienen con IU en el gobierno.

¿Es esta la otra forma de gestión del sistema capitalista?, ¿la demostración de que es posible convertir al tigre en vegetariano?, ¿de llevar la voz y los problemas de los “ciudadanos” a las instituciones o al poder?

Ninguna propuesta interclasista, de mejora en la gestión del sistema capitalista podrá dar solución a los problemas de la clase obrera y los sectores populares, simplemente porque son intereses encontrados e irreconciliables. No es posible la sustracción de la plusvalía sin la explotación del obrero.

Por mucho que se empeñen en intentar hacernos creer que el mármol es el mejor material para las almohadas, nunca lo será, al igual que en el capitalismo no hay esperanza para la solución de los problemas de la mayoría obrera y popular, sólo nos espera más explotación, más pobreza, más desempleo… y todo para que los capitalistas recompongan su tasa de ganancia.

Sólo en el Socialismo-Comunismo se podrán solucionar los problemas que afectan a la clase obrera y los sectores populares, a la mayoría. Sólo acabando con el capitalismo se conseguirá erradicar la lacra del desempleo, de la falta de vivienda, garantizar la educación y la sanidad de calidad, el deterioro medioambiental, las guerras...el PCPE lucha y seguirá luchando porque tanto en Andalucía como en el resto del estado sea ¡todo para la clase obrera!