Compartir

Según el Boletín Oficial del Estado (BOE) “Es propósito decidido del Gobierno dar continuidad al sistema general de becas y ayudas al estudio como garantía del ejercicio del derecho fundamental a la educación y de equidad del Sistema Educativo Español…”.

Ahora bien, es sabido por todos que realmente el Estado (y más con la agudización de la crisis capitalista) paulatinamente está dejando sin oportunidades a la juventud trabajadora de poder optar a becas y con ello a estudios universitarios. 

Hay diferentes requisitos económicos para poder conseguir la beca. Entre ellos se encuentran los umbrales de renta. Este umbral es la suma de todo lo ganado por los miembros de la familia computable durante el año anterior según la declaración de la renta. Ahora bien, en el BOE se afirma que “La renta familiar a efectos de beca se obtendrá por agregación de las rentas de cada uno de los miembros computables de la familia que obtengan ingresos de cualquier naturaleza”, los miembros computables según son: “Para el cálculo de la renta familiar a efectos de beca, son miembros computables de la familia el padre y la madre, el tutor o persona encargada de la guarda y protección del menor, en su caso; el solicitante, los hermanos solteros menores de veinticinco años y que convivan en el domicilio familiar a 31 de diciembre de 2013 o los de mayor edad, cuando se trate de personas con discapacidad, así como los ascendientes de los padres que justifiquen su residencia en el mismo domicilio que los anteriores con el certificado municipal correspondiente. En el caso de solicitantes que constituyan unidades familiares independientes, también se consideran miembros computables el cónyuge o, en su caso, la persona a la que se halle unido por análoga relación, así como los hijos si los hubiere y que convivan en el mismo domicilio.” Bien, con esto ya sabemos cómo debemos calcular nuestra renta para poder optar a beca. 

Los umbrales para una unidad familiar de tres miembros (pongamos este caso porque puede que sea el más común ya que el número de estudiantes independizados es pírrico)  son 10.606-11.143 de euros el primer umbral, 30.668 el segundo y 32.697-34.452 el tercero. Tras conocer estos umbrales se puede decir que para conseguir la menor beca (el tercer umbral) cada miembro de la unidad familiar debe tener un sueldo mensual de unos 1.000 euros aproximadamente (no es el número exacto puesto que para calcular la renta familiar hay que hacer más cuentas con respecto a la declaración, pero a grandes rasgos es esto). Se ve cómo puede ser realmente inverosímil que un estudiante que trabaje para poder vivir, y/o ayudar en su casa de forma económica, no pueda optar a beca y, por tanto, le será prácticamente imposible pagarse su matrícula puesto que con la subidas de tasas (que, por ejemplo, en Madrid ha ascendido un 68% en solamente dos años) hace que haya que pagar aproximadamente entre 1700 euros y 2600 según la carrera. Y con esto, uno se puede preguntar: ¿de dónde saca el estudiante que debe trabajar para sobrevivir dinero para ahorrar y pagarse la matrícula si no le dan beca? 

Profundizando en qué situación se encuentra la educación pública encontraremos que el año pasado ya se recortaron 275 millones de euros en el presupuesto y 693.111 ayudas menos según el informe de Datos y Cifras del curso escolar 2014-2015 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Hay que señalar que estos ataques a la educación no afectan a “todos los ciudadanos” que quienes los sufren porque no pueden entrar en estudios no obligatorios son los hijos e hijas de familias trabajadoras. 

MC