Compartir

El primer Campamento de la Juventud que organizamos los Colectivos de Jóvenes Comunistas finalizó hace unos días con 150 asistentes. Como ya adelantamos anteriormente, nuestra intención consistía en dar protagonismo a las luchas diarias de la juventud, que fundamentalmente se centran en el ámbito obrero y estudiantil.

Cada día estuvo orientado a una temática concreta, de esta forma pudimos analizar ambos movimientos (el obrero y el estudiantil), su situación actual, el porqué de ésta y propuestas para avanzar en su reorganización y reagrupamiento.

El día orientado al movimiento estudiantil, concluimos que es de imperiosa necesidad empezar a coordinar todas las estructuras (asociaciones y sindicatos) estudiantiles que existen a niveles, para poder organizar de forma efectiva la ofensiva contra las maniobras del capital que intentan hacer de nuestra educación un negocio. Todo esto dejando de lado las prácticas antidemocráticas que se dan en ocasiones del estudiantado y que alejan al conjunto del estudiantado de la toma de decisiones diaria.

A lo que el movimiento obrero respecta, se concluyó que la política de pacto social y de colaboración de clases ha supuesto un gran retroceso en la conciencia de clase del conjunto de los trabajadoras y en gran medida esto ha servido para la dispersión del movimiento obrero, dándose numerosos casos de división e incluso de disputa entre hermanos de clase. La solución reside en la asamblea de los trabajadores, como órgano legítimo y vinculante, en la que el conjunto de los trabajadores, independientemente de su afiliación sindical, tengan una herramienta práctica de decisión. De este modo reafirmamos que nuestra propuesta para el movimiento obrero, los Comités para la Unidad Obrera, son una necesidad que emana de la propia realidad material de la clase obrera en nuestro país. En este sentido vimos como los ejemplos en los que la clase obrera se mantuvo unida y a la ofensiva han sido los únicos en lograr victorias.

Como nuestra intención inicial era organizar un Campamento con vocación de masas, en ambos días (tanto en el del movimiento obrero como en el del estudiantil) estuvieron presentes compañeros que participaron directamente en varios conflictos obreros y estudiantiles, los cuales narraron directamente sus experiencias y extrajeron jugosas conclusiones que nos servirán sin duda para futuras movilizaciones.

Otro objetivo político que nos marcamos los CJC es, precisamente, vincular las luchas obreras y las estudiantiles, ya que los ataques que sufrimos tanto en el ámbito laboral como estudiantil son parte de un mismo plan general de la oligarquía y por lo tanto unificar las luchas es un objetivo al orden del día, si realmente queremos poner freno a los planes del capitalismo. En gran medida, los que hoy estudiamos mañana trabajaremos y como pudimos ver en los relatos de los distintos asistentes, esta consigna poco a poco va siendo interiorizada por la juventud, ya que en muchos de los conflictos obreros que analizamos hubo una gran participación de los estudiantes.

Al hilo de las maniobras del capitalismo, tampoco se nos olvidó en este primer Campamento de la Juventud, que las problemáticas engendradas por el capitalismo que hoy se dan en el movimiento obrero y estudiantil, no se dan exclusivamente en nuestro estado, sino que son internacionales. Precisamente por eso dedicamos un día entero a analizar a las luchas y denunciar maniobras del imperialismo en otros países, de ahí precisamente la consigna de esta primera edición "Por la paz y contra el imperialismo".

En este sentido, analizando los últimos acontecimientos en Ucrania reafirmamos la Unión Europea como polo imperialista y cómo las fricciones interimperialistas (entre la UE, Estados Unidos, Rusia, etc.) pueden acabar degenerando en una gran catástrofe mundial. También hubo tiempo para estudiar el Proceso Bolivariano en Venezuela, el cual debe avanzar decididamente hacia el poder obrero y el socialismo si no quiere sucumbir a las maniobras del imperialismo, como bien caracterizan hoy nuestros camaradas y amigos del Partido Comunista de Venezuela.

Todas estas actividades las combinamos con deporte y ocio, con rutas a las trincheras de la Guerra Nacional-Revolucionaria y a antiguos pozos mineros, forjando así esos hombres y mujeres nuevos, que no solo se forman teóricamente, sino que aprenden de la naturaleza y de su entorno más cercano, creciendo y desarrollándose saludablemente.

Por último, clausuramos el Campamento con un emotivo homenaje a un gran luchador que ha dado nuestro país: el Camarada Trifón Medrano.

L.C. Director del 1er Campamento de la Juventud