Compartir

­­­­Entrevista con Marcin Adam, un abogado, ex secretario general del Partido Comunista de Polonia, uno de los tres comunistas polacos acusados.

P: ¿Cuál es la situación actual del PC de Polonia?

MA: En pocas palabras, no está claro. El Partido existe y no hay procedimientos para ilegalizar al Partido, pero las autoridades están tratando de procesar a los miembros por la actividad del Partido. Se trata de la situación ilegal por lo que el Partido está bajo presión.

P: En lo que respecta a la situación legal, ¿existe el peligro de la ilegalización del PC en Polonia?

MA: Creo que sí.

P: ¿Cuáles son las acusaciones y en qué se basan?

MA: En cuanto al fundamento jurídico, es difícil decirlo. Se basan en la acusación de "promover el totalitarismo" o un "sistema totalitario".

P: ¿Están los miembros del PC en peligro de ser procesados por el estado?

MA: Ya están procesados. No sabemos el resultado, sabemos que los procedimientos, el juicio, puede durar más de 4 años y estamos en proceso e imputados desde hace más de 5 años. El peligro real es que se ampliará al resto de la militancia si se pierde el juicio, porque tenemos conocimiento de que la policía sigue trabajando para encausar a más camaradas.

P: ¿Cuál crees que es la característica del gobierno polaco? ¿Es un gobierno fascista, un gobierno reaccionario? ¿O cómo lo describirías?

MA: En primer lugar, es un gobierno reaccionario y neocolonial. No podría llamarlos fascistas, ya que ni siquiera pueden actuar en nombre de ellos mismos, son solo títeres y están preparando a nuestro país para una posible guerra con Rusia. Creo que esta es la mejor descripción. Están tratando de revivir la imagen de Piłsudski, histórico personaje de ideología reaccionaria del gobierno dictatorial de Polonia de antes de la guerra.

P: ¿Crees que actúan en su propio nombre o son manejados desde el exterior?

MA: Por supuesto que las órdenes vienen del exterior. Creo que no hacen nada por su propia iniciativa, con la excepción de algunas iniciativas locas que están orquestadas para uso interno.

P Entonces, ¿crees que estamos tratando con algún gobierno loco o esta es la tendencia más general?

MA: Esto es algo más general. Tenemos la misma situación que en otros países de Europa Central y Oriental, incluyendo Lituania, Letonia, Estonia. Y Ucrania ahora especialmente. La situación en Polonia no es tan crítica como en Ucrania, pero con estas medidas se agudizará la represión contra el pueblo polaco.

P ¿Cómo podemos ayudar los comunistas a vuestra causa?

MA: Con solidaridad y conocimiento del proceso que se está desarrollando. Polonia es un laboratorio, donde se están probando algunas de las medidas anticomunistas. Debe analizarse científicamente este caso con todos los detalles, verificarlo sobre la base de su legalidad e intentar informar a la opinión pública, también a los que no son comunistas, pero entienden que la libertad de organización y la libertad de expresión es algo esencial en esta situación. Para intentar informarles y alertarlos, ya que mañana podremos encontrar esta acusación no solo contra los comunistas, sino contra prácticamente cualquier partido, organización o persona que use la misma base legal y los mismos métodos.

P: El PC del Pueblo de Cataluña considera que es necesario atacar las contradicciones que constituyen la crisis general del capitalismo. Y eso es necesario para afrontar la lucha de clases a escala internacional. Tu caso es también nuestro caso. ¿Compartes esa posición?

MA: Sí, por supuesto. Ahora estamos bajo presión, pero cuando hay otras partes en el extranjero, especialmente en nuestra área geográfica que está siendo procesada, por ejemplo, como en Ucrania, estamos atentos para tratar de hacer todo lo posible. Porque sabemos que una vez que se establece la práctica, se puede utilizar en cualquier otro lugar. En segundo lugar, es obvio que el capitalismo es el sistema global y es difícil la resistencia solo en tu país, por eso es necesario que se muestre cooperación y solidaridad internacionalista. La única pregunta es cómo trabajar juntos y qué podemos hacer y no olvidar que también debemos mantener nuestra lucha a nivel nacional. Esta es la base.

P: La última pregunta. PCPC le da todo el apoyo internacional a su causa. ¿Tienes algún otro comentario o declaración?

MA: En primer lugar, me gustaría agradecer su solidaridad. Es mucho más fuerte la lucha cuando tienes el respaldo de la solidaridad internacionalista, no sólo en el campo de la denuncia sino también en la práctica concreta

Gracias por tu tiempo y contribución.