Compartir

El PCPC y CJC participaron este 28 de septiembre, Día internacional por la despenalización del aborto, en las actividades que habían sido programadas por distintas organizaciones feministas, sociales y políticas (con la destacada ausencia del reformismo). Desde temprano comenzó la jornada de reivindicación en la Plaza de los bolos (La Laguna, Tenerife), con la realización de diversos talleres que tuvieron por objetivo concienciar a los vecinos y vecinas que se acercaban sobre el nuevo ataque que el capital, la iglesia y el gobierno central, todos con los pies hundidos en el patriarcado, lanzan contra las mujeres. En el Estado español, la libertad de las mujeres para elegir y decidir sobre su vida, su cuerpo, su sexualidad y sus sentimientos sigue siendo vulnerada y pisoteada, estando la legislación en materia de aborto incluida –a estas alturas, sí- en el Código Penal. La jornada por la Despenalización del abortó contó también con la participación de artistas (cantautoras, cineastas, etc.) que apoyan con su actividad y sus voces la lucha que a mujeres y hombres nos toca dar para frenar la “Contrarreforma Gallardon”, verdadera expresión de la dictadura capitalista y patriarcal que vivimos y cuyas consecuencias se traducirán en abortos clandestinos, con toda la peligrosidad que ello implica para las mujeres –incluida la muerte-, siendo las mujeres trabajadoras y las más empobrecidas el sector sobre el que recaerán con mayor crudeza. La jornada continuó hacia el mediodía con la intervención y la lectura de comunicados de repulsa a esta contrarreforma y llamados a concentrar fuerzas para dar en las calles, y donde sea necesario, respuesta a este nuevo ataque de la clase dominante, que pretende controlar la reproducción a través del cuerpo de las mujeres. Se trata, como afirmó el PCPC-PCPE en la voz de una de sus militantes, de un mecanismo de control por parte del capital para eliminar todo espacio y capacidad de poder que tenga la clase obrera, siendo la libertad para decidir de las mujeres un poder efectivo de primer orden. El poder que las mujeres representan y por el que luchan –poder para decidir, ser y sentir- se le presenta a la oligarquía como absolutamente peligroso para su ejercicio de autolegitimación. La conciencia de clase y de género, el señalamiento claro del enemigo (capitalismo y patriarcado), por parte de las mujeres que luchan, representa un verdadero escollo para la dictadura actual. Después de las intervenciones arrancó la manifestación que recorrió las calles del municipio al grito de “Abortó sí, abortó no. Eso lo decido YO” y “patriarcado y capital, alianza criminal”, entre otras consignas. El recorrido finalizó delante del Obispado de Tenerife, no sin antes disfrutar de la representación que realizó el colectivo Teatro Mundo, ejemplo de arte popular, y en la cual se desarrolló una crítica al gobierno central y al autonómico por su complicidad con esta Contrarreforma y por los recortes en sanidad que afectan, sin lugar a dudas, a la atención de las demandas sanitarias de las mujeres. Este 28 de septiembre se ha perfilado como el arranque de una serie de movilizaciones por la defensa y la profundización de los derechos conquistados por la lucha feminista. Porque los y las comunistas sabemos perfectamente que sin lucha feminista no habrá posibilidad de construir el socialismo y sin socialismo no puede haber liberación real de las mujeres. Para el PCPC-PCPE y CJC el rumbo es claro y no admite excusas: luchar con tenacidad, inteligencia y sensibilidad hasta acabar con la dictadura capitalista-patriarcal que oprime a mujeres y hombres.

¡Por un aborto libre, seguro y gratuito!

¡Viva la lucha feminista!

¡Viva la lucha por el socialismo!

Gerardo Jorge Barrios