Compartir

La madrugada del 12 de septiembre, más de 30 militantes de la organización fascista Amanecer Dorado atacaron a militantes del KKE mientras pegaban carteles del festival Odigitis de la KNE. Son 7 las personas heridas. El ataque se produjo por la noche y, por las características del ataque, con intenciones más allá de dar una paliza. Militantes del mismo partido, Amanecer Dorado, mataron de dos puñaladas al joven rapero Pavlos Fissas el pasado 18 de septiembre. Ambos ataques asesinos tuvieron una fuerte respuesta popular de miles de personas en las calles de Atenas. No es el primer caso de ataques fascistas en Grecia, ante los que el gobierno nada o poco hace, muy al contrario alimenta los ataques con su permisibilidad y con la vinculación probada con las fueras de “seguridad” del estado. Los diputados fascistas y el aumento de ataques son un ejemplo más de cómo el fascismo actúa en el capitalismo.