Compartir

En Catalunya el sector público está siendo golpeado con especial dureza, los recortes en los servicios públicos además de afectar con crudeza a la clase obrera y capas populares, afecta a las trabajadoras y trabajadores de la administración.

Es sabido que uno de los requisitos para que CiU apoyara la última reforma laboral del PP, era que se incorporara la posibilidad de realizar despidos colectivos en el personal al servicio de la administración pública. Toda una declaración de intenciones.

En estas semanas el Gobierno de Mas ha anunciado que en el 2014 también le será eliminada una paga extra a todos los trabajadores de la administración autonómica. El personal laboral de la administración pública, y especialmente los interinos, ya han visto cómo su salario se ha reducido en un 15% y además los despidos y la reducción de personal se hacen insostenibles.

La administración de justicia, colapsada ya antes de los recortes, sufre una situación crítica al límite. Desde el 3 de septiembre los sindicatos CCOO, UGT, STAJ y CSIF convocaron una huelga indefinida, que hasta la fecha de redacción de la presente nota, sigue en pie.

Los funcionarios y el personal laboral reivindican que son los trabajadores peor pagados de la administración de justicia de todo el Estado, y el recorte de una paga extra acentúa esta situación. Además, el despido encubierto de cientos de interinos y la no cobertura de bajas, acentúa la tradicional falta de recursos y el colapso de una administración que sigue funcionando como hace treinta años.

Esta huelga está teniendo los mayores efectos en la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde ya se han paralizado 4.500 demandas y 15.000 escritos. Una huelga de estas características solo puede sustentarse en base a la solidaridad, y la caja de resistencia ya acumula la suma de 80.000 euros, lo que permite mantener el pulso a la administración autonómica.

La estrategia sindical para mantener una huelga indefinida de este tipo ha sido centrar los esfuerzos en el cuello de botella de la administración, el Decanato, del que depende la Oficina de Presentación de Escritos. Al taponar la única vía de entrada, el colapso del resto del sistema de administración de justicia es absoluto.

Esta huelga, con escasa cobertura en los medios de comunicación de la burguesía, representa un salto cualitativo en las formas de las luchas de los y las trabajadores/as, e incorpora a sectores tradicionalmente poco implicados en la lucha por unas condiciones laborales y salariales dignas.

Más de dos semanas de huelga solo se sostienen en base a los principios fundamentales de la lucha obrera, la solidaridad y la unidad. Solo con la unidad de los trabajadores y de sus sindicatos entorno a la lucha por unas demandas justas, y solo con la solidaridad del conjunto de trabajadores y trabajadoras será posible vencer.

Desde el PCPC animamos a los compañeros y compañeras en lucha, y asumimos el conjunto de reivindicaciones planteadas al Govern de Mas.

Ferrán Nieto