Compartir

El pulso entre el Estado y el movimiento popular vasco frente a la represión es cada vez más intenso.  A partir de octubre serán juzgados en la Audiencia Nacional 80 militantes vascos y vascas por el único hecho de hacer política. Para informar de ello, se organizó una campaña “Euskal Herria libre, no más presos politikos”  culminándose con un acto en Lekeitio al que acudieron miles de personas.  

Además, durante  esta  última semana las detenciones han ido en aumento. Si ayer, fue detenido Xabier Sagardoy “Xapo” por supuesta pertenecía a Segi, hoy han sido detenidos 18 miembros de la plataforma Herrira, por la Guardia Civil y con la colaboración de la Ertzaintza.

No podemos olvidar que en los tiempos de crisis estructural capitalista que vivimos la burguesía (tanto central como vasca) se ha vuelto totalmente reaccionaria y parasitaria, por lo que no podemos depositar en ella ni una sola esperanza en la consecución de nuestros objetivos estratégicos. Sería un gran error y pecar de inocencia si pensáramos que la alianza con estas fuerzas burguesas (por muy nacionales que sean) facilitará la liberación social y nacional de nuestro pueblo, es decir, el socialismo, la garantía del derecho de autodeterminación y la amnistía total.

Desde Euskal Komunistak-PCPE y los CJC-GKK siempre hemos manifestado nuestra solidaridad y compromiso con los exiliados y exiliadas, con las y los presos políticos vascos y con sus familiares. En esta ocasión tampoco vamos a ser menos, por lo que hacemos un llamamiento a toda nuestra militancia y a todos nuestros simpatizantes a participar en las movilizaciones convocadas para esta tarde.

Jo ta ke, amnistía eta sozialismoa lortu arte!