Compartir

Libertad Katiuska, como ella misma cuenta, debe su nombre a que sus padres eran Libertad “muy rojos”.

Resúmenos desde tu experiencia los motivos que les llevaron a esta lucha en la empresa Maya

 

Todo esto comenzó hace un poco más de dos años cuando nos aplicaron el primer ERE, un ERE de suspensión, pero hace ya cinco meses, sin acordar nada con los y las trabajadoras, nos presentan un ERE extintivo y comienzan los despidos, echaban a los y las compañeras a la calle con una mano delante y otra detrás, sin liquidación, sin finiquito, y estas personas, habían dedicado su vida a la empresa, muchos y muchas hasta 30 años de su vida, haciendo horas extras sin cobrarlas, perdiendo su tiempo personal y sacrificándose cada vez que el empresario lo pedía. Además, a los que nos quedamos no nos pagaban nuestro salario, ni nuestras pagas, llegándonos a deber hasta dos meses de sueldo y una paga, sobraban los motivos y por ello que decidimos comenzar nuestra lucha.

Esta lucha tenía dos vertientes, la primera, buscar un abogado para tumbar el ERE y cobrar nuestros salarios, y la segunda, llevar nuestras reivindicaciones a la calle. Nos organizamos como pudimos, hicimos unas pancartas, unas camisetas, compramos unos pitos y nos pusimos en la puerta de la empresa, así varios días, realizando paros a diferentes horas y diciéndole clarito al empresario que este ERE los íbamos a tumbar y que no teníamos miedo. Durante este tiempo comenzamos a recibir el apoyo de los compañeros y las compañeras del CUO, dándonos cuenta de que ésta no es una lucha aislada, sino que es una batalla de la clase obrera.

¿Existía por parte de los jefes un trato diferenciado entre hombres y mujeres en la empresa? 

Por supuesto, ellos mismos dentro de su propia familia, realizaban diferencias, el dueño tiene 3 hijos y una hija, y ella está totalmente al margen de la empresa. Te voy a poner un ejemplo claro, el dueño de la empresa es hindú y todos los años cuando llegaba la época del Diwali (Navidad en el hunduismo) reunía solo a los trabajadores (hombres) de la empresa, los llevaba a realizar una serie de rezos y después les daba un aguinaldo, que nosotras no recibíamos, aunque se trata de una empresa donde mayoritariamente trabajamos mujeres.

¿Había diferencia en las funciones y en el sueldo? 

Claramente, todos los puestos de responsabilidad en Maya están ocupados por hombres, administración, personal, asesoramiento etc., y cuando se da el caso de que un compañero y una compañera realizan las mismas tareas, por ejemplo, los y las auxilares administrativas, el salario del compañero siempre es mayor que el de la compañera.

¿Qué está significando para ti llevar a cabo esta lucha?

Esta lucha tanto para mí como para mis compañeros y compañeras ha significado darnos cuenta de que somos nosotros y nosotras con nuestro trabajo los que hemos sacado adelante la empresa durante cincuenta años, ha significado que hemos conseguido unirnos todos y todas a una, a pesar de las diferencias que nos marcaba el empresario, ahora tenemos claro que es la asamblea de trabajadores y trabajadoras la que tiene que tomar las decisiones y que es con la unidad, con la lucha y con el empeño de todos y todas como se conquistan los derechos, y que la unidad y la solidaridad obrera traspasan los límites de las empresas. Ahora recibimos la solidaridad y el apoyo de muchos compañeros y compañeras y nosotros y nosotras apoyamos también otras luchas. Por último, quiero decirles a todos los Badwani del mundo que la lucha terminará en victoria.